Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

RELACIONES EXTERIORES NORTEAMERICANAS

EEUU amenaza con sanciones al Tribunal Penal Internacional

El tribunal con sede en La Haya está investigando los presuntos crímenes en Afganistán

La Administración Trump cierra la representación palestina en Washington en represalia por llevar a Israel ante el TPI

John Bolton, consejero nacional de Seguridad, habla ante la Federalist Society, en Washington, el 10 de septiembre del 2018. / AP ANDREW HARNIK

Estados Unidos ha amenazado con imponer sanciones al Tribunal Penal Internacional (TPI) si opta por investigar las acciones de sus militares en Afganistán. En un discurso que ha recordado a los años más oscuros de la Administración Bush, su asesor de seguridad nacional, John Bolton, ha negado toda legitimidad al tribunal y ha dicho que habrá serias consecuencias para la institución con sede en La Haya si interfiere en la soberanía estadounidense.

“EEUU usará todos los medios necesarios para proteger a sus ciudadanos y los de sus aliados del procesamiento injusto de esta corte ilegítima”, ha dicho Bolton. Esa beligerancia ya se ha traducido en una primera acción punitiva: el cierre de la oficina de representación palestina en Washington por la decisión de Ramala de pedir al CPI que investigue a Israel.

Crímenes de guerra y genocidio

Ni EEUU ni Israel han firmado el Estatuto de Roma, el tratado que sirvió para crear en 1998 la CPI, el tribunal internacional encargado de investigar y juzgar los crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio. Pero tiene potestad para hacerlo si alguno de sus miembros lo solicita o si una investigación preliminar de oficio determina que hay motivos razonables para proceder con las pesquisas. Y es eso lo que preocupa a la Administración Trump.

En noviembre del año pasado el presidente del TPI, Fatou Bensouda, ordenó una investigación sobre los posibles crímenes en Afganistán, no solo de las tropas y la inteligencia estadounidense, sino también de las fuerzas de seguridad afganas y los talibanes. Meses después fue la Autoridad Nacional Palestina la que solicitó al tribunal que investigue las acciones israelíes en los Territorios Ocupados. La suerte de ambos procedimientos sigue en el aire, pero Washington no ha esperado a sacar la pistola.

Dejarlo morir

“No cooperaremos con el TPI. No apoyaremos al TPI. No nos sumaremos al TPI. Lo dejaremos morir por su propio peso. Al fin y al cabo, en lo que a nosotros respecta, el TPI ya está muerto”, ha dicho Bolton tras definir al tribunal como institución “peligrosa"· en un discurso ante la Federalist Society. 

No solo eso. El que fuera embajador ante la ONU en tiempos de Bush, ha asegurado que, si los procedimientos toman forma, se impondrán sanciones financieras al TPI, se prohibirá la entrada de sus jueces en EEUU o se sancionará a las empresas y estados estadounidenses que se ofrezcan a cooperar con sus pesquisas. “No reconocemos en esta Tierra ninguna autoridad más elevada que la Constitución estadounidense”, ha dicho Bolton tras desglosar su letanía de amenazas. 

Outbrain