Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TORMENTAS EN WASHINGTON

La Administración Trump conspiró para derrocar a Maduro

Funcionarios estadounidenses conversaron con militares rebeldes venezolanos, pero al final la operación fue desestimada, según 'The New York Times'

El presidente venezolano, Nicolás Maduro. / REUTERS

El Gobierno de Estados Unidos mantuvo varias reuniones secretas con militares rebeldes de Venezuela contrarios al presidente Nicolás Maduro, según informa este sábado el diario 'The New York Times', que cita a funcionarios estadounidenses y a un excomandante militar venezolano.

Según el periódico, las reuniones comenzaron en otoño del año pasado y continuaron hasta este año, y durante esas conversaciones, celebradas en el extranjero, los militares venezolanos aseguraron al Gobierno estadounidense que representaban a cientos de miembros de las Fuerzas Armadas que no estaban de acuerdo con las decisiones de Maduro.

La Casa Blanca, preguntada por esta información, precisó al diario en un comunicado que era necesario participar en un "diálogo con todos los venezolanos que expresan el deseo de restablecer la democracia", con el fin de "aportar un cambio positivo a un país que ha sufrido mucho bajo el Gobierno de Maduro".

Un funcionario de alto nivel del Gobierno estadounidense explicó a 'The New York Times' que "después de muchas discusiones, acordamos que debíamos escuchar lo que querían decirnos", pero finalmente las conversaciones no tuvieron el resultado deseado por parte de los venezolanos y los funcionarios estadounidenses decidieron no apoyar a los militares rebeldes. El rotativo recuerda que el año pasado Donald Trump declaró que tenía una "opción militar" para Venezuela.

La conjura de la resistencia

Las revelaciones de 'The New York Times' sobre Venezuela y las conspiraciones de la Administración estadounidense para derrocar un gobierno extranjero se producen tres días después de que el reputado periódico neoyorquino publicase un artículo sin firma de un "alto cargo" de la Administración Trump que revelaba la existencia de una "resistencia" compuesta por altos funcionarios que intentaban torpedear las iniciativas del jefe de la Casa Blanca que podían poner en peligro a EEUU.

Trump ordenó al Departamento de Justicia, cuyo titular es el fiscal general Jeff Sessions, que abriera una investigación para averiguar quién es el "traidor y cobarde" autor de este explosivo artículo. El escrito presenta al magnate neoyorquino como un dirigente "amoral, impetuoso y mezquino". 

Outbrain