Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Corrupción

La esposa y el hijo de Netanyahu, acusados de recibir sobornos

A finales de junio, Sara Netanyahu fue denunciado por la fiscalía por haber ocultado información y pagado con fondos públicos caras comidas y servicios privados

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, durante la reunión semanal de su Consejo de Ministros, en Jerusalén, el 11 de febrero. / EFE / RONEN ZVULUN

Sara y Yair Netanyahu, esposa e hijo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, son sospechosos para la Policía de haber recibido sobornos, informaron el jueves medios locales israelíes citando fuentes policiales.

El hijo y la mujer del jefe del Gobierno israelí habrían aceptado sobornos en el marco del llamado caso 4.000 o Bezeq, en que la Policía analiza si Netanyahu y su familia recibieron cobertura favorable del popular portal digital Walla a cambio de favores a su propietario, Saul Elovitch, accionista mayoritario del gigante de telecomunicaciones Bezeq, informó hoy el telediario Hadashot.

Un portavoz de la Policía declinó a Efe confirmar estas informaciones, que recogieron múltiples medios israelíes, citando a fuentes policiales no identificadas.

Hadashot asegura que ambos son considerados sospechosos de actuar para coordinar la cobertura de Walla con esposa de Elovitch, Iris, y con el director de esa página web de noticias, Ilan Yeoshua, y, según indica el Times of Israel, podrían ser acusados de soborno pese a no ser funcionarios públicos.

Tanto Yair como Sara Netanyahu fueron interrogados a este respecto por la Policía el pasado marzo.

La familia Netanyahu respondió a las informaciones publicadas con un comunicado en el que señaló irónicamente: "También encontramos un artículo positivo sobre nuestro perro Kaya (que falleció el año pasado) en Walla. Afortunadamente, Kaya murió antes de que lograran incluirla en la lista de sospechosos de corrupción".

La nota lamenta que haya "fin al absurdo" y asegura que el portal informativo, "en cualquier caso, hacía y hace regularmente una cobertura negativa del primer ministro".

A finales de junio, Sara Netanyahu fue acusada por la Fiscalía de haber ocultado información y pagado con fondos públicos caras comidas y servicios privados de chef mientras había un cocinero de servicio en la residencia oficial, y está a la espera de juicio.

El primer ministro ha sido interrogado en más de una decena de ocasiones desde 2017 por diversos casos de posible corrupción, fraude, abuso de confianza y soborno, en dos de los cuales es considerado sospechoso por la Policía.

Outbrain