Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Yemen, tres años bajo las bombas de Arabia Saudí

En su tercer aniversario el conflicto suma 10.000 muertos, 3 millones de desplazados y 22 millones de personas en situación de emergencia humanitaria

Un niño yemení pasea con su bicicleta junto a los escombros de una vivenda en Saná destrozada por los bombardeos aéreos  / YAHYA ARHAB (EFE)

Tres años después de que Arabía Saudí formara una coalición militar con sus aliados del Golfo para combatir a los rebeldes hutís en el Yemen, la situación en el país árabe es catastrófica. El terror y la desolación de la guerra no dejan de generar estragos entre la población civil, víctima de "la peor crisis humanitaria del mundo", según las Naciones Unidas. 

Este lunes, decenas de miles de rebeldes hutís han protestado en las calles de Saná, la capital yemení, contra la ofensiva militar de la coalición. Las manifestaciones se han producido horas después de que las fuerzas aéreas saudís interceptaran siete misiles balísticos lanzados desde Yemen. Los restos de los proyectiles destruidos han  caido sobre Riad, la capital saudí, dejando un muerto, el primero en territorio saudí desde que estalló el conflicto. 

En 2014, rebeldes hutís, una minoría chií del norte de Yemen, apoyados por el Gobierno de Irán, derrocaron al presidente yemení Abd Rabbu Mansur Hadi. Meses después, en marzo de 2015,  Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y sus aliados lanzaron la operación "tormenta decisiva", para restaurar el gobierno de Hadi, con el apoyo de otros ocho países de mayoría suní entre los que se encuentran Egipto, Marruecos, Catar y Jordania

Los frentes de batalla a penas se han movido en el último año, y en medio del estancamiento militar y político, más de tres millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, en un conflicto que suma 10.000 muertos y 22,2 millones de personas en situación de emergencia humanitaria.

La amenaza del cólera

Con el sistema sanitario funcionando muy por debajo de su capacidad, y los puertos y aeropuertos actuando por debajo de su capacidad, la situación es extrema en el país árabe, donde además de la guerra la población debe hacer frente al cólera, la difteria y el hambre. 

La agencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha anunciado este lunes que necesita un fondo de más de 280 millones de euros para proyectos humanitarios en Yemen, una cifra que han calificado de "irrisoria" en comparación con el gasto militar que acumula el conflicto. 

El director de Unicef para Oriente Medio, Geert Cappelaere, ha advertido de que un nuevo brote de cólera podría azotar al país en las próximas semanas. "En unas pocas semanas comenzará la temporada de lluvias y sin una inversión inmediata, el cólera golpeará de nuevo a los niños yemenís", ha denunciado Cappelaere. 

En 2017, la falta de acceso al agua y a las vacunas dejaron 1 millón de menores infectados por la enfermedad. Además de la vulnerabilidad a las enfermedades, los niños del Yemen son uno de los colectivos más damnificados por el conflicto, convertidos en objetivo bélico y expuestos a ser reclutados por los distintos bandos de la contienda. 

Crisis de alimentos

A estos datos se suman los casi 18 millones de yemenís que luchan a diario contra el hambre, según ha denunciado este lunes Oxfam Intermón. "El país se encuentra al borde de la hambruna" ha advertido el director de la oenegé, José María Vera, quien ha proclamado que "tres años de guerra es más que suficiente". 

El número de personas que pasan hambre ha aumentado un 68%, en gran medida porque los pocos alimentos que quedan son cada vez más caros: el precio del arroz se ha disparado un 131%, el del aceite un 86% y el de la harina un 54%. Según los testimonios recabados por Oxfam, algunas familias sólo pueden permitirse pagar media bolsa de trigo al mes, y tienen que caminar tres kilómetros dos o tres veces al día para encontrar agua potable. 

Contra el mercado de armas

En este contexto, desde Oxfam han denunciado que la cifra de exportaciones de armas por parte del Gobierno español a los países que conforman la coalición liderada por Arabia Saudí es casi mil veces mayor que la inversión destinada a ayuda humanitaria en Yemen. "Nos preocupa que el Gobierno español permita la venta de armas a Arabia Saudí que pueden contribuir a cometer graves violaciones de derechos humanos en Yemen", ha dicho Vera. 

En la misma línea, la oenegé SumOfUs ha publicado este lunes, con motivo del tercer aniversario del conflicto, una encuesta realizada en Francia según la cual tres de cada cuatro franceses consideran "inaceptable" la venta de material militar francés a Arabia Saudí. 

El pasado viernes Amnistía Internacional también denunció el suministro de armas por parte de Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Francia y España a las monarquías del Golfo que dirigen la guerra en Yemen y acusó a la monarquía saudí y a sus aliados militares de ser culpables de "posibles crímenes de guerra".  

Temas: Yemen · Arabia Saudí

Outbrain