Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

RESTOS DEL HURACÁN PROCEDENTE DE LAS AZORES

La irrupción de 'Ophelia' causa al menos tres muertos en Irlanda

La tormenta tropical bate la isla con vientos de más de 150 kilómetros por hora y deja cientos de miles de viviendas sin electricidad

Olas levantadas por el huracán Ophelia castigan el frente marítimo de Penzance, en Cornwall, el 16 de octubre. / GETTY IMAGES / MATT CARDY

Al menos tres personas perdieron este lunes la vida en Irlanda a causa de la tormenta tropical 'Ophelia', que batió la isla con vientos de más de 150 kilómetros a la hora, derribando árboles y arrancando tejados.  Una mujer pereció en un accidente de coche provocado por la caída de un árbol. De forma similar murió un hombre al volante de su vehículo, en la frontera con Irlanda del Norte. La tercera víctima falleció causa de las heridas que se produjo con una sierra eléctrica cuando trataba de cortar un tronco caído.

La tempestad dejó sin electricidad a más de 360.000 viviendas y comercios en la República de Irlanda y 18.000 más en Irlanda del Norte. En algunos lugares las reparaciones pueden llevar 10 días, según advirtieron desde la compañía de suministro, que describió la situación de “sin precedentes”. Cork, Galway, Limerick y Tipperary fueron las zonas más afectadas.

“Quiero que todos tengan claro que esto es una emergencia nacional”, advirtió el primer ministro, Leo Varadkar. ”Hay alerta roja en todos los condados, todas las ciudades y todas las zonas”, recalcó Varadkar, temiendo que la gente "pueda decirse que la tempestad es menos grave de lo previsto".  

Aulas cerradas

Los restos del huracán procedente de las Azores en el Atlántico obligaron a cancelar unos 170 vuelos en los dos aeropuertos principales, Dublín y Shannon. El expresidente estadounidense Bill Clinton tuvo que renunciar a la visita que tenía prevista a Belfast a causa de la tormenta. 'Ophelia' impuso el cierre de comercios, servicios públicos y de todas las escuelas donde tampoco el martes se reanudarán las clases, “por la seguridad de los niños”, según anunció el ministro de Educación. Las consultas médicas rutinarias en los hospitales quedaron canceladas y hubo supresiones y retrasos en las redes de transporte público.

Miembros de las fuerzas armadas fueron movilizados para reforzar las defensas contra inundaciones. La orden de las autoridades a la población fue la de evitar cualquier desplazamiento innecesario y permanecer en casa.  “Toda actividad que no sea esencial debe ser aplazada hasta que pase la tormenta”, declaró Sean Hogan,  del Grupo Nacional de Emergencia Coordinada. El servicio meteorológico (Met Éireann) había advertido a primera hora del día de la intensidad sin precedentes de la tormenta, considerada como la peor amenaza de este tipo en los últimos 50 años.

Cielo rojo

'Ophelia' también empezó a dejarse sentir a última hora en InglaterraEscocia Gales. En Inglaterra, varias regiones se encontraban anoche en estado de alerta ante la amenaza de inundaciones. En el aeropuerto de Manchester se cancelaron al menos una veintena de vuelos. En algunas partes del Reino Unido el cielo volvió rojo debido al polvo en suspensión en la atmósfera.  

Outbrain