Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

La situación española

Llámalo tomate, no rescate

¿Es la banca española o todo el país el que debe ser rescatado?

La prensa británica apuesta por la segunda opción. No hay evidencias de que sea así, pero la prima de riesgo se relaja

El rescate de la banca -o de España- le ha dado vigencia al viejo tema musical de George e Ira Gershwin (1937) titulado Let's Call the Whole Thing Off. Algo así como Vamos a aclarar esto, en una traducción más o menos libre. La prensa británica recuperó la canción recientemente para ironizar con el uso semántico del término rescate. Mejor dicho, con el modo con que el Gobierno español evitó utilizarlo. Lo que los diarios aprovecharon para usar uno de los versos del tema: «You say tomato, I say Tomahto», con una pequeña variación: «You say tomato. I say Bailout». Vaya: «Tú dices tomate. Yo digo rescate». Lo peor es que después de esa interpretación, la semántica con la que se ha venido explicando los acontecimientos posteriores, lejos de ayudar a dar una interpretación coherente, ha contribuido a enturbiar más las cosas. The Daily Telegraph aportó su granito de arena al publicar que los líderes europeos preparan un rescate de España e Italia más allá de la banca. Vamos a aclarar esto.

EL COMUNICADO

El Eurogrupo precisa lo que pide España

El 9 de junio, el Eurogrupo, tras una videoconferencia en la que participa Luis de Guindos, ministro de Economía español, emitió un comunicado en el que asegura que «ha sido informado de que las autoridades españolas presentarán en breve una petición formal [de asistencia económica] a la que se responderá de forma afirmativa». Y prosigue: «La ayuda financiera será aportada por el FEEF/MEDE para la recapitalización de las instituciones financieras». El mensaje se completa esencialmente con el reconocimiento de que será el FROB quien administre esos recursos y el Estado será responsable de su retorno a Europa.

FEEF

Un fondo a punto

de expirar

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) es una entidad jurídica especial creada en mayo del 2010 por los 27 estados de Unión europea (UE). Ofrece ayuda a los estados miembros para preservar la estabilidad financiera Europea. Tiene sede en Luxemburgo y está autorizado a pedir prestado hasta 440.000 millones de euros, de los que quedan disponibles 250.000 después de los rescates de Irlanda y Portugal. El alemán Klaus Regling fue nombrado presidente del fondo. El instrumento puede emitir bonos u otro tipo de deuda en el mercado con el apoyo de la Oficina Alemana de Gestión de Deuda.

MEDE

Nuevo flotador para los países de la UE

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (European Stability Mechanism, en inglés) fue creado por el Consejo Europeo de marzo del 2011. Funciona como un mecanismo permanente para la gestión de la crisis. Entra en vigor el 1 de julio del 2012 y sustituye al mecanismo anterior. El MEDE solo puede actuar después de una solicitud de asistencia de uno de los estados miembro de la zona euro y de que haya negociado con la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de rescate finalmente aceptado por el Eurogrupo.

LA AYUDA

Más de 60.000 millones de euros

Finalmente, mañana, el Gobierno español dará a conocer el importe del rescate para el sector financiero, aunque se han avanzado cifras que establecen un importe de 60.000 y 70.000 millones de euros. Hasta ahora, no se hablaba de que el rescate trascienda al sector financiero, aunque las informaciones del The Daily Telegraph avanzan un rescate total de España e Italia por 750.000 millones de euros, lo que, curiosamente, ha dado un respiro a la bastante agotada prima de riesgo española, que bajó 30 puntos. Pese a la apariencia, los mercados parecen más inclinados a prestar igual atención o más a los acuerdos alcanzados por el G-20 durante este fin de semana y el compromiso adoptado con el euro por parte de los líderes de las grandes economías.

Lo dicho: no lo llame rescate.