Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TRUCOS DIGITALES

TRUCOS DIGITALES

Patrocina:

Cómo ahorrar en la vuelta al cole

El mes de septiembre es una época de normalización y vuelta a la rutina, que conlleva un aumento de gastos para las familias con niños

Existen diversos buscadores digitales, webs de segunda mano o plataformas de intercambio que permiten reducir la factura de libros y material escolar

Cuando las vacaciones se acercan a su fin, toca empezar a poner el motor en marcha para no pasar de 0 a 100 kilómetros de la noche a la mañana. Y esto es especialmente importante con los niños, que desde principios de septiembre deben comenzar a recuperar hábitos y a preparar el nuevo curso. En este sentido, se debe contemplar la vuelta al cole como un proceso, en el que padres e hijos colaboren para que el aterrizaje sea suave y todo esté a punto para el día de inicio de las clases, también la economía familiar. Y es que la vuelta al cole no tiene porque ser vista como un período de gastos excesivos, sino como una inversión a largo plazo por todos esperada, y por lo tanto, planificada.

Las familias dedican una media de 1.212 euros por hijo para afrontar el curso escolar

Una encuesta elaborada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revela que el gasto medio de las familias para afrontar el pasado curso escolar fue de 1.212 euros, si bien la diferencia entre colegios públicos y privados se situaba en una horquilla de entre 841 y 4.086 euros. Aunque la matrícula y las actividades extraescolares se llevan la mayor parte del presupuesto, no debemos olvidar que la compra de libros, material escolar y vestuario pueden suponer un desajuste en las cuentas familiares sino se planifican bien. Por suerte, hay diversas maneras de ahorrar, y aquí el mundo digital puede echar una mano. 

Compartir como forma de ahorro

En primer lugar, hay que recordar que la mayoría de comunidades autónomas y ayuntamientos cuentan con diferentes tipos de becas, entre ellos las destinadas a la compra de material escolar. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid estrena este curso el programa ACCEDE, un sistema de préstamo gratuito de libros de texto que aspira a llegar en esta primera fase a 150.000 alumnos de enseñanza obligatoria, primando aquellos con menos recursos. Y en algunas escuelas de Barcelona, las familias no tienen que comprar el material, sino que pagan un tarifa plana por el material escolar compartido, que lo gestiona el propio centro.

Si no se puede aprovechar este recurso o acceder a las becas públicas, la compra ‘on line’ puede comportar algunos ahorros, siempre y cuando se busque bien, no se deje todo a última hora, se planifiquen bien las necesidades y se vaya con cuidado con los precios excesivamente baratos. Una encuesta elaborada recientemente por Amazon entre 2.000 familias españolas señala que más del 65% ya compra libros de texto y material escolar ‘on line’, un 12,2% más que el año pasado y un 24,3% más que en el 2016. Entre las ventajas que citan se encuentran la agilidad en la compra, el acceso a las listas completas de libros de texto y, por supuesto,  un precio más económico.

Antes de darle al click, no obstante, es recomendable visitar algunas webs para asegurarse de encontrar la mejor opción. Estos son algunos ejemplos:

Comparadores

Igual que sucede con los viajes o los seguros, también existen buscadores que comparan los precios de los libros de texto en todas las librerías ‘on line’.

-Comparador de la OCU. Permite buscar cualquier libro mediante el código ISBN o bien a través de palabras clave como el título, el autor o la editorial. Una vez encontrado, muestra el precio disponible en diferentes librerías y redirige al usuario a la tienda escogida, para completar la compra en línea.

-Ahorra en Libros. También busca a través del ISBN o palabras clave y trabaja con las librerías ‘on line’ más importantes. Prima el precio, pero también la disponibilidad para que con una sola compra se consigan todos los libros, cosa que también puede comportar un ahorro económico. Como novedad, permite enviar la lista de libros requeridos a través de Whatsapp.

-Ok Libros. Otro comparador que funciona de manera similiar, aunque intentan facilitar al máximo la búsqueda, ya que permiten subir la lista de libros a través del ordenador o enviando una foto con el móvil, y ellos se encargan de hacer la investigación, la comparativa y envían el resultado por correo electrónico.
 

Segunda mano

Comprando libros de segunda mano se puede conseguir un ahorro significativo, aunque se tiene que ir con cuidado para asegurarse de dos aspectos clave: que la edición sea exactamente la que piden en el colegio y que el ejemplar esté en buen estado.

-El Giralibro. Una web de compraventa de libros de segunda mano que está especializada en libros de texto y, además, ofrece envío gratuito si se recoge en las oficinas de Correos. La idea consiste en alargar la vida útil de estos libros mediante una idea colaborativa: el usuario entrega los libros del curso pasado y reserva los del siguiente.

-Relibrea. A través del buscador se puede encontrar el libro deseado, para luego contactar con el vendedor a través de un formulario y acordar tanto el precio como la forma de envío. Contiene tanto libros de texto de todas las etapas, como ficción y novela.

Trueque

Una práctica tan antigua con el trueque se renueva gracias a las nuevas tecnologías, poniendo en contacto a aquellas personas dispuestas al intercambio.

-Trueque Book. Una de las ventajas de esta web es que los usuarios pueden señalar el colegio o instituto para facilitar el intercambio, tanto en relación a la idoneidad de los libros como de la proximidad. No solo sirve para libros, sino también para material deportivo o uniformes.

-Bookint. Se trata de una plataforma para facilitar el intercambio de libros por parte de los centros de enseñanza o de las asociaciones de padres y madres. De esta manera, los colegios se pueden dar de alta y aprovechar los recursos de automatización para poner en marcha su propio programa de intercambio.

Compra responsable

Además de los libros y el material escolar, septiembre suele ser la fecha en la que se renueva el armario, se compra una nueva mochila, se cambias las zapatillas deportivas… En una época marcada por el bombardeo publicitario a los más pequeños a través de múltiples plataformas (ya no solo es la televisión, sino sobre todo por internet, redes sociales e ‘influencers’), puede ser un buen momento para que las familias trabajen el concepto de ‘compra responsable’. Además de hacer hincapié en la reutilización y el cuidado de las cosas, los expertos aconsejan dialogar sobre el consumo racional, marcar la diferencia entre necesidad o capricho o argumentar los motivos por los cuáles no se puede comprar un determinado producto.

Y, como sucede siempre en el terreno educativo, predicar con el ejemplo. Es decir, los padres deben evitar ellos mismos sucumbir en la compra compulsiva y no calificar a la gente según sus posesiones, por ejemplo la ropa que viste o el coche que conduce. Porque si no el niño llegará rápidamente a la conclusión que son las posesiones las que marcan el valor de cada uno. Y no hay nada menos educativo.

Outbrain