Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

EL PLAYÓLOGO / PLAYOLOGÍA

Usos, curiosidades y amenazas de la posidonia oceánica

La planta submarina, patriomonio de la Humanidad, es tan polémica como curiosa

Posidonia oceánica.

La posidonia oceánica, ese “alga” tan molesta para los bañistas que tantas críticas hacia la navegación deportiva provoca es una planta submarina tan polémica como curiosa. Hoy en día se protege fervientemente tanto viva como muerta, así que algo tendrá de especial para haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad y para que esté a punto de aprobarse un decreto sobre su protección en Baleares. Ese polémico decreto es el que permitirá multar a cualquier embarcación que fondee sobre posidonia sin que los agentes de medio ambiente tengan que demostrar el daño. Pero eso ya es harina de otro costal. Conozcamos primero sus usos, curiosidades y amenazas antes de juzgar si es o no desproporcionada esta medida.

Usos:

Una vez cumplido su ciclo vital, las hojas acintadas de la posidonia oceánica se desprenden con el oleaje y se acumulan sobre las playas, lo que se ha venido aprovechando históricamente para muy diversas finalidades:

Cama y alimento para el ganado: se dice que resulta muy beneficiosa para evitar infecciones en las ubres de las bacas y hay estudios que proponen usarla para dar de comer a las cabras y las ovejas en lugar de la paja.

Como elemento de construcción: se introducía en la argamasa para darle consistencia, y se ha venido usando como techumbre en las casetas varadero y otras construcciones tradicionales de las islas Baleares.

Como abono: en Italia se está empleando con mucho éxito para el cultivo de la vid, por lo visto aporta matices que no se consiguen con ningún otro abono orgánico.

Como medicamento: En farmacología las hojas se usan también para tratar la inflamación y la irritación.

Como elemento de protección: Alga de vidrieros, así es como la llamaban antiguamente, ya que se usaba para proteger objetos delicados durante su trasporte. Era el poliestireno expandido de antaño.

CURIOSIDADES:

Aunque su nombre viene de Poseidón, en realidad se llama Posidonia Oceánica, y no “poseidonia”. Tampoco es un alga ni se la puede considerar como suciedad. A día de hoy tiene varios récords y curiosidades:

Es una planta endémica del Mediterráneo (no existe en ningún otro mar del mundo).

No es un alga, es una planta acuática, en concreto una fanerógama marina. Aunque se la ha llamado 'alga' tradicionalmente por los payeses. Es una planta porque tiene tallo, raíces, hojas e incluso flores, lo que indica que nació en tierra firme (a caballo entre el mar y la tierra) y que supo adaptarse a la subida del nivel del mar. Las flores, en general, están diseñadas para ser polinizadas por los insectos en un medio aéreo, aunque esta planta submarina se poliniza mediante las corrientes que trasportan el polen. Por cierto, florece en otoño y produce en primavera unos frutos flotantes conocidos vulgarmente como olivas de mar.

Se cree que esta planta es uno de los organismos vivos más grandes y longevos del mundo. En el año 2006 se descubrió que entre Eivissa y Formentera se extendía una planta de Posidonia de cerca de 8 km de largo, a la que se le atribuyó una edad de 100.000 años. Estas plantas se van extendiendo a lo ancho mediante rizomas, por lo que pueden estar interconectadas entre sí formando un solo ente como si se tratara de una enorme red que tapiza los fondos.

En 1999 las praderas de posidonia existentes en el Parque Natural de Ses Salines (entre Eivissa y Formentera) fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro de la denominación 'Ibiza, biodiversidad y cultura'.

Amenazas:

La posidonia oceánica es una planta muy sensible a la contaminación. El aumento de los vertidos en el litoral ha provocado una considerable reducción de las praderas, a pesar de la construcción de depuradoras (no son pocas las noticias que hablan últimamente de vertidos incontrolados en zonas turísticas coincidiendo con lluvias torrenciales, etc.).

Otro factor que le afecta especialmente es la transparencia del agua, por lo que un aumento de la turbidez, ya sea producido por la resuspensión de sedimento (obras de construcción de nuevos diques, dragados, riadas, etc.) o por un vertido, afectará negativamente a la pradera.

La aparición de especies de algas invasoras en las aguas mediterráneas, como podrían ser el caso de Lophocladia lallemandii o Caulerpa racemosa, también producen un efecto negativo sobre las praderas de Posidonia oceánica.

El fondeo sobre las praderas es una práctica muy polémica (aunque no sea tan habitual como se afirma, ya que todo buen patrón sabe que el ancla garrea sobre la posidonia y por lo tanto no cumple con su cometido) y también un factor a tener en cuenta, aunque no tan dañino como el efecto de los vertidos. Se sabe que cuando las anclas arrastran por el fondo (especialmente las de los grandes megayates) provocan el desarraigo directo de la planta. Aunque hay autores que sostienen que debido a la reproducción asexual de la planta a partir de haces enteros arrancados durante los temporales (o por las anclas) se podría dar el caso de que arraigaran en una nueva localización cuando ésta cumpla con las condiciones requeridas, y permitiría por tanto nuevas colonizaciones.

Sigue leyendo en www.elplayologo.com/la-posidonia-oceanica-usos-curiosidades-y-amenazas

Temas: Verano · Playas

Outbrain