Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TATUAJE INSÓLITO

Un joven catalán se tatúa la cara de Puigdemont en el trasero

"Le ha tomado el pelo a todo el mundo desmarcándose del plan, y eso para mí le convierte en un héroe", afirma

Un joven catalán se tatúa el rostro de Puigdemont en el trasero / VIDEOLAB GRUPO ZETA

Un joven catalán de 19 años (que prefiere ocultar su identidad y la localidad en la que reside) ha decidido tatuarse el rostro de Carles Puigdemont en el trasero, según cuenta movido por la fascinación que le generó primero el envite al Estado del referéndum de independencia el 1-O y su posterior huida a Bruselas.

"Yo no soy independista, para nada. Soy apolítico. Se trata de una broma entre colegas. Lo hago porque me llama la atención su figura", cuenta el joven del tatuaje. "Puigdemont es lo que en mi barrio llamamos un 'Jujas', un tío que te hace la vaina, y eso me hace gracia. Yo creo que le ha tomado el pelo a todo el mundo, desmarcándose del plan. Y eso para mí le convierte en un héroe. O al menos en un referente".

Coreh López, el encargado de realizar el tatuaje de Puigdemont, se mostró muy sorprendido al recibir el encargo.  "Cuando me comentan la posibilidad de hacer este tatuaje de Puigdemont en el culo --asegura Coreh López-- lo primero que pensé fue que era una locura, que no se iba a hacer. Pero la sorpresa ha sido que al final sí que se lo ha hecho".

El imaginario colectivo

Coreh López es un reputado tatuador, uno de los mejores dentro del área metropolitana de Barcelona, pero reconoce que hasta ahora no se había encontrado "jamás" con una petición tan insólita.  "Creo que en todo lo relacionado con el 'procés' han aflorado muchísimos sentimientos. Y este tatuaje no deja de ser el resultado de otro sentimiento, surge de la necesidad de introducir un poco de humor. Al final los tatuajes son un reflejo de nuestra historia, personal y colectiva, y Puigdemont está ya en el imaginario colectivo, por lo que no es tan raro que aparezcan tatuajes con su cara".

"Para nada mi tatuaje es una muestra de falta de respeto", aclara el joven con el tatuaje de Puigdemont en el culo. "Estoy convencido de que si Puigdemont acaba enterándose de que me he tatuado su cara se lo tomará bien. Yo le animo a que tenga fuerzas, que haga lo que tenga que hacer y que vaya siempe 'p'alante' con todo".

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   

Outbrain