Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Contra la caries sobre ruedas

Amb les teves mans, una oenegé de Figueres, presta ayuda odontológica a los refugiados en Grecia en una caravana medicalizada

“Mi pareja y yo estábamos sentados en el sofá. En un programa de televisión vimos la imagen de unos niños refugiados muertos en una barca. Estaban tapados y solo se veían los brazos y las piernas. Nos echamos a llorar, y decidimos que no nos podíamos quedar sin hacer nada ante tal injusticia”. Esas lágrimas de impotencia de Eva Prujà Milton Sánchez son el origen de Amb les teves mans, una pequeña oenegé que echó a andar el pasado febrero en Figueres (Alt Empordà) con el objetivo de aportar su grano de arena sobre el terreno, en los campos de refugiados.

En marzo desembarcaron por primera vez en Grecia. “Era un viaje para conocer los problemas reales y hacer contactos para, una vez de vuelta en España, poder establecer proyectos concretos en función de las necesidades”, explica Eva. Visitaron la isla de Lesbos y todos sus campos (Lighthouse, Platanos, Moira, Pikpa, Karatepe y No Border Kitchen), así como el del Pireo. Y, tras hablar con las diferentes organizaciones que trabajaban allí, se dieron cuenta de una necesidad que nadie cubría: muchos de los refugiados tenían problemas dentales pero no había odontólogos. De regreso en España se pusieron manos a la obra. Les regalaron una caravana y, una vez convertida en clínica dental, el pasado julio viajaron al campo Stonehouse del puerto del Pireo, donde iniciaron por fin su actividad.

DENTISTAS VOLUNTARIOS

“Somos una oenegé muy pequeña, de cinco miembros fundadores”, reconoce Eva con modestia. Pero también con satisfacción porque, en poco tiempo y gracias a la colaboración de algunas instituciones, han conseguido reunir a gente dispuesta a implicarse en su particular misión. “Tenemos un convenio con el Col·legi d’Odontòlegs i Estomatòlegs de Catalunya, y ellos nos buscan los voluntarios dentistas que prestan ayuda en nuestra caravana”, añade la cofundadora.

Los odontólogos voluntarios hacen estancias de una semana o 15 días, pero las personas que colaboran en el proyecto con otro tipo de aportaciones pueden hacerlo sin límite de tiempo.  Y es que Amb les teves mans no se limita a la odontología, aunque esta sea su actividad principal. “También ayudamos a los que ayudan: ayudamos a Crista, una mujer griega que tiene un restaurante y da comida a los refugiados; compramos todo tipo de cosas necesarias allí, desde utensilios de cocina y huevos a toldos y mangueras…”, enumera Eva.

ADAPTARSE A LAS NECESIDADES

Pero solo son ejemplos de pequeñas cosas que hacen porque las necesidades en un campo de refugiados van cambiando, explica la fundadora de esta oenegé catalana, hecho que les obliga a adaptarse y a actuar rápido y en consecuencia. “En julio, por ejemplo, tuvimos que cargar la caravana rumbo a Grecia con comida de bebégorras, protectores solares, repelente de mosquitos… Era lo que se necesitaba en ese momento, por los niños del campo y el aumento de temperatura”, añade. Son materiales y donaciones que recogen cuando cambian los campos de refugiados por las calles del Alt Empordà, para luego llevarlos en sus viajes. Con ellos ha viajado hasta Grecia un peluquero; en su pequeña caravana “cualquier colaboración, sea del tipo que sea, es bienvenida”.

Desde que empezaron a rodar han ido aparcando su vehículo medicalizado en distintos campos de refugiados, en función de los que han ido cerrando, pero su oenegé, aseguran Eva y Milton, seguirá activa mientras haya necesidades: “En agosto hemos hecho un parón, pero en septiembre estaremos en Grecia de nuevo con otros 10 voluntarios”. Lo importante para ellos es seguir ayudando, dentro de sus posibilidades, a las personas que les necesiten. Y demostrar que con pequeñas iniciativas como la suya también se puede hacer algo importante.  

Outbrain