Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CARTAS DEL LECTOR

Vivencias con alto contenido emocional, en las diez cartas de los lectores más leídas

"Mis héroes visten con bata blanca y hacen guardias de 24 horas", explicaba Esmeralda Márquez, administrativa de Cornellà de Llobregat en una carta viral

Enferemeras, en una sala del Hospital Clínic de Barcelona / DANNY CAMINAL

Diariamente llegan a en Entre Todos decenas de cartas de lectores que comentan la actualidad, denuncian hechos y sutuaciones o explican sus experiencias. Algunas de estas cartas tienen una gran acogida entre los lectores, reciben miles de visitas, incluso algunas, las más privilegiadas, empiezan a correr por las redes sociales entre los lectores, que las comparten hasta convertirse en virales. Las que lo consiguen suelen ser aquellas de mayor impacto emocional: las experiencias personales, especialmente si de ellas se puede extraer alguna lección que va más allá de lo meramente privado. La sonrisa de la enfermera Miriam que lograba levantar el ánimo a la paciente Esmeralda; la actitud de la madre Estíbaliz ante la pérdida de su hijo Aleix; los insultos a un árbitro por ser mujer; una anciana que abandona el mundo en soledad... Cartas positivas, de agradecimiento, y cartas negativas, de deuncia, pero que de alguna manera, han captado la atención del lector, bien porque de algún modo se ha sentido identificado o porque ha despertado sus emociones. Y para muestra, un botón. Estas son 10 cartas más leídas en lo que va de año.

1. Esmeralda Márquez, administrativa de Cornellà de Llobregat, explicaba que para ella “los héroes no corren detrás de un balón ni tampoco se suben a un monoplaza con la intención de ser los más veloces”, sino las personas que la atendieron en un hospital catalán durante más de un año, en ‘Los héroes visten con bata blanca y hacen guardias de 24 horas’, a la vez que anima a defender la sanidad pública.

2. Ignacio Maristany, odontólogo de Barcelona, narraba las quejas recibidas en sus viajes en tren por el hecho de llevar a sus hijos y respondía a un “No tendrían que dejar viajar niños” de una pasajera, en ‘La sociedad cada vez soporta menos a los niños pequeños’: “¿Alguien cree que nosotros viajamos cómodos con niños? […] Sean respetuosos con las familias, aunque ya no estén de moda, aún se nos permite viajar”.

3. Josep Font, economista de Barcelona, recreó la carta que habría escrito la anciana compañera de residencia de su madre antes de morir, para denunciar la soledad de muchos ancianos en 'Me llamo Ana, tengo 96 años y he muerto en la más absoluta soledad': “Tanto tiempo dedicado a mis hijos, a mi marido, a mis nietos, trabajando para mi país… y nadie me ha cogido de la mano mientras me iba”.

4. Maria Lourdes Villanova, jubilada de Barcelona, relagó la angustia de ver cómo su nieta quedaba atrapada en un vagón del metro de Barcelona entre la aglomeración de gente provocada por la huelga de TMB del pasado junio y reprendía a los convocantes en ‘No podemos ser solidarios con los trabajadores de TMB’: “Están afectando a miles de trabajadores que quieren mantener su lugar de trabajo y están en peores condiciones laborales que ustedes”.

5. Jordi Martí, actor de Barcelona, confesaba públicamente en ‘Soy homosexual, no pienso continuar mintiendo’ cómo a lo largo de su vida se vio obligado a ocultar su verdadera orientación sexual, hasta descubrir que lo realmente importante era ser él mismo: “Alguien, hace mucho tiempo, escribió que la vida del hombre estaba para compartirla con la mujer, y se dejó unas cuantas líneas para que la sociedad posterior fuera feliz”.

6. Albert Martínez, profesor de Alp, denunció en ‘El insoportable incivismo de los turistas barceloneses’ que fuera de la capital catalana, en la Cerdanya, la masificación también tiene consecuencias: “Aquí no son ni japoneses, ni alemanes, ni ingleses, ni tan solo franceses los turistas incívicos. Muchos son de Barcelona”.

7. Estíbaliz Cruz, peluquera de Barcelona, daba las gracias a todas las personas que se habían preocupado por su hijo Aleix durante sus años de enfermedad con parálisis diafragmática y dos trasplantes de riñón, y se despedía con una última carta 'Se apagó la luz de Aleix, pero el cielo ganó una estrella' sobre su pequeño: “Tengo en mi memoria un pequeño alegre que hasta el último instante luchó por vivir, pero su cuerpo no aguantó más”.

8. Alba Rodríguez, estudiante de Sant Feliu de Llobregat, en ‘Carta de una árbitra: "Me vas a comer la...", me dicen los padres delante de sus hijos’, denunciaba los insultos sufridos en el campo de fútbol por ejercer su pasión, el arbitraje, especialmente por el hecho de ser mujer: “Vete a limpiar mierda, que para eso es para lo que sirves. Y lo peor es que te lo diga una madre”.

9. Berta Rodríguez, estudiante de Barcelona, en su carta 'Estoy harta de que la gente se cuele conmigo en el metro y nadie haga nada' denunciaba la inacción ante los usuarios que no pagan el transporte público y las faltas de respeto sufridas por negarse a que se colaran con ella, desde su experiencia como viajera asidua: “un hombre me insultó, me empujó y se largó como si no fuera con él”.

10. Núria Carreras, administrativa de Banyoles, preguntaba en una carta: ‘¿Cómo puede cobrar más un tertuliano o un tronista que un médico?’. Y alertaba sobre la influencia social de la programación televisiva: “Cada tarde, la cadena con más audiencia da una 'masterclass' de acoso entre compañeros, difamación, crueldad y actitudes machistas […] Otro programa diurno se centra en la importante tarea de encontrar novio/a, a poder ser musculado o siliconada”.

Lee más cartas y publica la tuya en Entre Todos

Outbrain