Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

HACEMOS PERIODISMO CONTIGO

Solo los mosquitos usan el pipican de Diagonal Mar

Charco en el pipican del parque de Diagonal Mar / RICARD FADRIQUE

El pipican del parque de la Diagonal Mar debería ser un ejemplo en la ciudad de la convivencia, a veces difícil, entre propietarios de mascotas y el resto de vecinos, ya que es uno de los de mayor superficie de Barcelona. El problema es que no cumple su propósito, ya que está invadido en su mayor parte por charcos que imposibilitan el uso del espacio por los perros. En consecuencia, no se ve a ningún can allí y en cambio deambulan en gran número por el resto del parque. Y la convivencia se resiente. “Cuando llueve se pasa meses encharcado, y pese a que se hicieron obras para solucionarlo, la situación ha vuelto a ser la misma”, denuncia Andrés Hinarejos, pensionista de 65 años, en una carta Entre Todos. El vecino, que vive al lado de la zona afectada, añade que hay más problemas al margen de que el espacio no cumple su función: “El agua estancada en la zona cría mosquitos, y los que vivimos al lado somos los que los sufrimos”.

Afectado de cerca, Andrés afirma que ha escrito en varias ocasiones al Ayuntamiento de Barcelona, sin respuesta. “Unas máquinas arreglaron el espacio hace unos meses, pero los charcos volvieron a aparecer y, aunque me he quejado, no se ha hecho nada”.  Ante la queja, Cristina Vila, directora general de Barcelona Cicle de l’Aigua SA (BCASA), la sociedad creada por el ayuntamiento para gestionar el ciclo del agua de Barcelona, asegura que se trata de una insuficiencia del sistema de drenaje. “Se está diseñando un sistema de drenaje alternativo para la infiltración del agua que se acumula después de los episodios de lluvia, para evitar la formación de charcos y, en consecuencia, la aparición de mosquitos”, afirma.

En una primera fase, BCASA ejecutó una captación subterránea que canaliza las aguas hacia el sistema de alcantarillado. Pero pese a esa acción, el tiempo de evacuación de las aguas es muy elevado. Como los charcos siguen apareciendo, Cristina Vila afirma que hay prevista una segunda fase: “Está previsto sustituir la capa de tierras superficial por un paquete de tierras nuevo con una granulometría que facilite la infiltración rápida de agua hacia el drenaje subterráneo”. Con esta medida, el ayuntamiento confía que se solucione el problema de los charcos y desaparezcan los mosquitos y, al fin, los perros puedan ocupar su espacio en el parque.

Envía tu denuncia para que nuestro equipo de periodistas la investigue 

Outbrain