Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ESTEVE / EMPRESA DEL AÑO 2017

Un motor de desarrollo

El Premio Empresa del Año reconoce la contribución a la economía y la sociedad de compañías con una larga trayectoria

La compañía química y farmacéutica Esteve recibe el galardón en la edición del 2017

Albert Esteve, presidente del consejo de administración de Esteve. 

PATROCINADORES 2017

La economía catalana cuenta con empresas con una larga trayectoria que actúan como motores de desarrollo. El Premio Empresa del Año de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, que cuenta con el patrocinio de Banco Sabadell y se concederá el lunes 15 de enero en la Casa Llotja de Mar de Barcelona, reconoce cada año la contribución de esas compañías a la creación de bienestar y progreso. La edición del 2017 del galardón ha recaído en la compañía Esteve como Empresa del Año

El objetivo de este galardón es reconocer y prestigiar la labor de las empresas catalanas como focos de desarrollo social y económico. El premio Empresa del Año es un reconocimiento a la creación de bienestar y progreso a partir de la creación de riqueza y de puestos de trabajo. Los miembros del Jurado han decidio premiar al grupo farmaceútico Esteve entre las compañías candidatas que reunían los criterios del galardón. 

La apuesta por el I+D como base de mejora

Las compañías farmacéuticas catalanas, con una larga tradición familiar, se han transformado profundamente durante la crisis. Los recortes en el gasto público se convirtieron en una palanca de cambio y mejora que ha llevado a Esteve a reforzar sus cimientos con una estrategia basada en la investigación y desarrollo (75 millones invertidos cada año) y el crecimiento internacional. Los frutos han llevado a la empresa a facturar 813 millones de euros y a tener un 67% de sus ventas en el negocio fuera de España. La firma cuenta con 2.473 empleados repartidos en ocho filiales situadas en Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Turquía, China, Estados Unidos y México que incluyen cinco plantas de producción. El cambio incluye también la profesionalización de la gestión, que ha llevado a Albert Esteve a pasar de ser consejero delegado a presidente del grupo.     

Por un lado, se tiene en cuenta que la empresa acumule una trayectoria consolidada y que se trate de firmas totalmente afianzadas en el mercado catalán y estatal con una marca que se caracterice por su fuerza y que sea un referente en el sector. En segundo lugar, las empresas candidatas tienen que acreditar un crecimiento sostenido tanto en plantilla como en facturación y en variedad de productos o servicios. 

En tercer lugar, el Premio Empresa del Año valora la proyección y conexión social de las compañías, que tiene que caracterizarse por no descuidar sus responsabilidades sociales y estar presentes en la actividad cotidiana de su entorno a través del mecenazgo, la participación en el sector cultural, las acciones divulgativas sectoriales y todo lo que implique presencia de la empresa en su contexto ciudadano. Por último, el Jurado también ha tenido en cuenta la interconexión empresarial de las firmas como marcas consolidadas, experiencia acumulada y que contribuyen a desarrollar el tejido industrial del sector.  

El premio consolida una larga trayectoria que se inició en 1980, cuando la empresa galardonada fue Jabones Camp. En los últimos 37 años han recogido el galardón empresas con una destacada implicación en el territorio y una significativa trayectoria internacional. En las últimas ediciones destacan Cellnex (2016), Simon Holding (2015), Hewlett Packard (2014), Frit Ravich (2013), Hotusa (2012), Mobile World Capital (2011) y Casa Tarradellas (2010).     

El mismo compromiso con la actividad empresarial

En el transcurso de su larga trayectoria, Banco Sabadell ha demostrado siempre su total compromiso con el impulso y desarrollo de la actividad empresarial del país. Este compromiso se remonta a los orígenes de la entidad, cuando un grupo de empresarios de la industria textil de Sabadell solicitó que se creara una institución que les ayudase a financiar la compra de carbón y lana para la producción de los tejidos que comercializaban. Fue así como 127 empresarios unieron fuerzas y talento para fundar en 1881 Banco Sabadell. 

La creación del banco fue un ejercicio de gran responsabilidad de unas personas que supieron anticiparse a las necesidades de las empresas. Ya han transcurrido más de 135 años y, como es obvio, todo ha cambiado. El mundo, la sociedad y, por supuesto, Banco Sabadell. Pero el compromiso con el tejido productivo sigue igual. 

Un país progresa en la medida que evolucionan sus compañías al tiempo que se atraen nuevas inversiones. Comprometerse con las empresas es contribuir al crecimiento de la economía y generar oportunidades para las personas. De ahí que un año más Banco Sabadell apoye el Premio Empresa del Año, una excelente plataforma para reconocer a todos aquellos empresarios que con su esfuerzo, talento y coraje muestran a diario el camino de cómo construir una sociedad más próspera. 

Outbrain