Movilidad

La 'app' de coches bajo demanda Bolt gana un concurso de Aena y tendrá un espacio propio en los aeropuertos de Barcelona, Madrid y Málaga

La empresa gana el derecho a tener 26 plazas de aparcamiento en las dos terminales de El Prat, así como señalización dentro de la infraestructura e incluso algunas zonas de espera

Cabify exhibe músculo en defensa de las VTC en Barcelona y pide una moratoria hasta que se apruebe la nueva ley de transporte

Uno de los vehículos de Bolt, en Madrid / Bolt

Justo una semana después de que Cabify aireara su enfado por no poder satisfacer como quisiera la alta demanda de transporte privado a las afueras de la estación de Sants o del aeropuerto de Barcelona, Aena ha resuelto un concurso por el que le otorga a Bolt la gestión de este servicio en El Prat y otros tres aeródromos españoles. De este modo, la compañía de origen estonio y sede española en Madrid, podrá tener aparcada parte de su flota en las inmediaciones de Barajas, El Prat y Málaga y competir algo más de tú a tú con el taxi, un gremio muy hostil con aplicaciones como la suya.

Esta compañía ofrece desde una plataforma de coches compartidos, hasta alquiler de patinetes o bicicletas eléctricas, pasando por la entrega de comida a domicilio, pero el acuerdo rubricado con Aena se limita al negocio de lo que se conoce como VTC (Vehículo de Transporte con Conductor).

En concreto, Bolt dispondrá de 26 plazas de aparcamiento en el aeropuerto de Barcelona para atender a las necesidades de los viajeros que aterricen en esta infraestructura. La mayoría (18) se situarán en la T1, con un espacio extra en el Corredor Aéreo, y el resto (7) estarán en las tres zonas (A, B y C) de la T2. Serán 28, en el caso de Madrid (distribuidas de forma parecida entre las Terminales 4, 1 y 2) y 15 en Málaga, todas concentrados en el parking preferente de llegadas de la T3.

Inversión de 100 millones

"Ganar la licitación de Aena para tres de los aeropuertos más transitados de España es un hito clave en nuestra apuesta por el mercado español, enmarcado en el compromiso de inversión que anunciamos a principios de año", apunta el director de VTCs y taxis de la 'startup' estonia en España, Daniel Georges, en un comunicado. Se refiere a un plan de inversiones de 100 millones de euros que tiene que durar tres años y que persigue el objetivo de ganar algo de aire en un mercado dominado por Cabify y Uber. "Ahora, como socios oficiales de movilidad para Aena, podremos garantizar una mejor experiencia para los usuarios a la hora de solicitar un servicio", añade el mismo. "Todo esto gracias a la reducción de tiempos de espera y la mejor accesibilidad que ofrecerán los puntos de recogida y señalización que implementaremos en colaboración con Aena", remacha.

Lo cierto es que el concurso no solo incluye la posibilidad de operar dentro de las inmediaciones del aeropuerto, sino también disponer de señales con el logotipo de la compañía para que el pasajero conozca el servicio e incluso tener zonas de espera concretas en algunas terminales.

"Esta alianza entre Bolt y Aena no solo eleva el nivel de servicio para los usuarios en los dos aeropuertos de mayor tráfico a nivel nacional, sino que también contribuye significativamente a la eficiencia y comodidad de aquellos que utilizan estos medios de movilidad", concluye el documento.