Digitalización

Hispasat quiere llevar internet ultrarrápido a todo el campo español

El grupo de satélites se moviliza para explotar servicios comerciales en los lugares más remotos de la España vacía con una conexión 100 veces más rápida que el actual servicio universal obligatorio

Hispasat se moviliza para llevar internet ultrarrápido a cualquier rincón de la España más vacía. La compañía se ha lanzado a conquistar el campo español con servicios comerciales de conexión a internet por satélite para llegar a todo el territorio del país, también allí donde no puede llevar la fibra óptica por ser económica o técnicamente inviable, según informa El Periódico de España.

El grupo de satélites ha puesto en marcha una doble ofensiva comercial. Por un lado, ha abierto negociaciones con las grandes operadoras de telecomunicaciones para ofrecerles sus servicios como proveedor mayorista y que sean ellas las que comercialicen las conexiones online al cliente final. Por otro, ha lanzado una ronda de contactos con asociaciones agrarias y ganaderas y con comunidades autónomas y ayuntamientos para dar a conocer las ventajas del servicio.

Los planes de Hispasat pasan por aliarse a las grandes operadoras como Movistar, Vodafone, Orange y MásMóvil para que comercialicen conexión a internet por satélite en zonas remotas, con el objetivo de que esa oferta comercial esté plenamente activa en apenas unos meses.

La mala imagen del satélite

Los encuentros con los sindicatos agrarios mantenidos en las últimas semanas buscan expresamente vencer la pésima imagen que tiene actualmente la conexión a internet por satélite en muchas áreas rurales españolas. Una mala imagen justificada debido a las bajas prestaciones que en algunas zonas ofrece el servicio universal obligatorio de conectividad, gestionado por Telefónica y que exige por ley una conexión sólo de al menos un 1 megabit por segundo (Mbps).

Hispasat garantiza con su internet a través de sus satélites una conexión cien veces más rápida que el servicio universal, con una velocidad de descarga de 100 Mbps. Una velocidad suficiente para cubrir las necesidades de conectividad de un hogar y también para poder desarrollar aplicaciones digitales para la modernización de las labores agrícolas, ganaderas o forestales.

La compañía ha puesto en marcha varios proyectos piloto para demostrar con pruebas reales que la tecnología está a punto y funciona. Cuenta con proyectos pilotos en Sigüenza (Guadalajara), en el Valle de Arán (Lleida) y en la Sierra de Aralar, entre Navarra y Guipúzcoa. Hispasat está en conversaciones con otras comunidades autónomas para sumar nuevos proyectos piloto a la lista con los que mostrar aplicaciones concretas, como la digitalización de labores agrarias o de explotaciones ganaderas, wifi público en municipios remotos, la telemedicina, educación online o la protección forestar a distancia.

Cobertura total

El Gobierno se ha propuesto, en el marco de la Agenda España Digital 2025 y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, conseguir una cobertura de datos de 100 Mbps para toda la población española a mitad de esta década (a finales de 2020 llegaba al 88% de la población).

“Para dar respuesta a la brecha digital no basta con asegurar que se va a llevar la conectividad a toda la población, hay que conseguir que haya conectividad en todo el país, en todo el territorio sin excepción”, apuntan fuentes de Hispasat. “Y además hay que hacerlo ya, de manera urgente, llevando la conectividad a los decenas de miles de hogares y de empresas donde ahora no llega”.

Hispasat sostiene que la digitalización no será completa hasta que se garantice conectividad ultrarrápida no sólo a toda la población, sino a todo el territorio; no sólo a los hogares, también a los lugares remotos en que se desarrollan labores agrícolas, ganaderas o pesqueras. Y el grupo defiende que la necesidad de digitalización en el campo español es ya urgente, y no puede esperar a conseguirse dentro de cuatro años.

Ante esta situación, la compañía tecnológica defiende que la cobertura total puede alcanzarse mediante satélite, sirviendo de complemento para alcanzar lugares a los que no llega la fibra óptica. Hispasat y la francesa Eutelsat sellaron la pasada semana un alianza para reforzar precisamente la conectividad por satélite en España y Portugal.

Además, según el grupo, la tecnología satelital ya permite que esa cobertura total sea una realidad de manera inmediata, con instalaciones sencillas que tardan en montarse apenas cinco días. La tecnología del grupo -controlado por Red Eléctrica (89,7% del capital) y con participación pública a través de SEPI (7,4%) y del CDTI (2,9%)- hace posible llevar internet a cualquier punto tan sólo instalando una antena de reducidas proporciones (similar a las típicas parabólicas de televisión) y con un router que crea una isla de conexión online que se extiende en una superficie de unos 300 metros a la redonda.

La calidad de la conectividad hace posible que los usuarios accedan a casi cualquier servicio online, como videollamadas, servicios profesionales agrarios de geolocalización o de monitoreo, o también, por ejemplo, la conexión a las plataformas de vídeo en streaming como HBO o Netflix. Pero no es utilizable para servicios como videojuegos online, por una insuficiente latencia (el tiempo que tarda en transmitirse un paquete de datos en la red).

El coste de la instalación de las antenas parabólicas que permiten la conexión ronda los 600 euros, y pueden beneficiarse de ayudas de hasta 400 euros financiadas por los fondos europeos de desarrollo regional (FEDER). Hispasat ha planteado al Gobierno sumar el internet por satélite a los programas de despliegue de conectividad financiado con los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.