Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Seguridad Social

La 'minipaga" con los atrasos de las pensiones se abonará en torno al 27 de julio

La ministra Valerio anuncia que la 'bufanda' compensará las cantidades pendientes desde el mes de enero

La titular de Trabajo se propone lograr el equilibrio de la Seguridad Social en cinco años

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en el Congreso de los Diputados. / Juan Carlos Hidalgo / EFE

La "minipaga" para los pensionistas con los atrasos por la subida de las pensiones desde enero de este año hasta julio se cobrará a finales del mes de julio, "en torno a la fecha del 27 de julio", según ha anunciado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, en el Congreso de los Diputados. En la última semana de julio, se cobrará con normalidad la nómina del mes y unos días después, "en torno al día 27", se ingresará la 'minipaga' con los atrasos.

Así, a finales de este mismo mes los pensionistas, con carácter general, cobrarán los atrasos por la diferencia entre la subida del 0,25% que anotaron sus prestaciones en el mes de enero y el 1,6% previsto en la Ley de Presupuestos del Estado del 2018 (una diferencia del 1,35%); todo ello para los siete meses de enero a julio más la paga extra del verano (ocho mensualidades en total). A partir de agosto, la nómina individual de cada pensionista ya estará actualizada de acuerdo a la subida correspondiente al 2018.

En el caso de las pensiones mínimas y no contributivas,  la "minipaga" del 27 de julio incorporará la diferencia entre la subida inicial del 0,25% aplicada en enero a todas las prestaciones públicas y el 3% previsto en la Ley de Presupuestos del Estado que se publicó en el Boletín Oficial del Estado el pasado 4 de julio.

Por su parte, la mejora adicional de las pensiones de viudedad por la vía de ampliar del 52% al 56% la base de cálculo entrará en vigor a partir del 1 de agosto, según lo previsto en los Presupuestos.

Tres ejemplos de 'bufandas'

Con la subida del 3% prevista para las pensiones mínimas, una prestación actual de 639,30 euros pasará a ser de 656,83 euros a partir de agosto (19,13 euros más). En este ejemplo de pensión mínima correspondiente a un jubilado de 65 años sin cónyuge, la minipaga de julio supondrá un ingreso de 140,3 euros para compensar los atrasos por la diferencia entre la subida del 3% prevista en el Presupuesto para las pensiones mínimas y el 0,25% que se incrementaron en enero; todo ello multiplicado por las siete pagas devengadas desde enero más la extra de junio (ocho en total) da como resultado esa 'bufanda' de 140,3 euros para este ejemplo. 'Bufanda' es el término coloquial que hace referencia a las gratificaciones extraordinarias que en ocasiones reciben los trabajadores.

Para una pensión máxima de 2.580,1 euros, la minipaga supondrá un ingreso de unos 277 euros en julio. Esta cantidad asume los atrasos derivados de elevar la subida inicial del 0,25% que se aplicó en enero hasta el 1,6% incorporado en los Presupuestos del 2018. Además, la pensión máxima se situará en 2.614,9 euros a partir de la nómina de agosto.

La reforma del sistema de las pensiones

La ministra de Trabajo ha comparecido por primera vez ante la Comisión del Pacto de Toledo que lleva más de año y medio trabajando en una nueva reforma del sistema pública de pensiones. "Nos queda mucho camino para renovar por tercera vez el Pacto Toledo" ha empezado diciendo la ministra, ya que, según su punto de vista, el Gobierno anterior "remó en contra" del sistema.

Sin aportar grandes concreciones, la ministra se ha limitado este jueves a apuntar el punto de vista general con que el nuevo Gobierno aborda el reto de la reforma: "la estabilidad financiera debe conseguirse desde el lado de los ingresos y no solo desde el lado de los gastos". El objetivo es equilibrar las cuentas de la Seguridad Social en el plazo máximo de cinco años de aquí al 2022 ó el 2023, para que cuando llegue la generación del 'baby boom' a la jubilación (en el horizonte del 2050) tengamos un sistema lo más saneado posible".

Nuevas fuentes de ingresos

Por el lado de los ingresos, según la titular de Trabajo, "los ministerios económicos del Gobierno de España estudian instrumentos necesarios" para cubrir con "recursos tributarios del Estado" el agujero del sistema que en el 2017 y el 2018 se ha subsanado con cargo a préstamos del Tesoro. "Sabemos que no es fácil", ha admitido la ministra en alusión a la intención del Gobierno de poner en marcha nuevos tributos sobre el sector financiero o los servicios digitales (la 'tasa Google').

Además, los ingresos de la Seguridad Social también podrían mejorar gracias a otras iniciativas apuntadas por la ministra como la recuperación de la cotización a cuenta del Estado para las cuidadoras no profesionales. El nuevo Gobierno también pretende que los contratos temporales coticen proporcionalmente por los días festivos y las vacaciones, del mismo modo que sucede en los de larga duración.

Mejores prestaciones

"Hay que reforzar el equilibrio financiero del sistema, pero en ningún caso a costa de una merma del gasto en pensiones ni de la cuantía de las mismas", ha remachado la ministra. Antes al contrario, Valerio ha hablado de "estabilizar y mejorar la acción protectora" del sistema garantizando el poder adquisitivo, atajando la "brecha de protección social" entre hombres y mujeres y atendiendo a los pensionistas "más vulnerables". La titular de Trabajo también se ha referido a la integración progresiva en el régimen general del colectivo de empleadas del hogar y a la mejora de la prestación por cese de actividad de los autónomos.

.

Outbrain