Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Sindicatos y patronal proponen volver a la jubilación forzosa

Los agentes sociales instan al Gobierno a cambiar la ley para poder despedir sin indemnización tras los 65 años

UGT, CCOO, CEOE y Cepyme creen que el despido por edad impulsará el relevo generacional en el empleo

Juan Rosell (CEOE), Antonio Garamendi (CEPYME), José María Álvarez (UGT) y Unai Sordo (CCOO), durante la reunión por el empleo. / DAVID CASTRO

Sindicatos y patronal han alcanzado un consenso para reclamar al Gobierno la vuelta de la jubilación forzosa. Así consta en el preacuerdo salarial para la negociación colectiva de este año y los dos siguientes firmado este lunes, en el que los agentes sociales instan al Ejecutivo a acometer “cambios legales” que permitan que los convenios colectivos “posibiliten la extinción del contrato de trabajo por cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación”, siempre y cuando el trabajador tenga derecho a la pensión completa.

Desde la reforma laboral del 2012 ya no es posible incluir en los convenios colectivos cláusulas de jubilación forzosa, es decir, la empresa no puede obligar a jubilarse a los trabajadores que alcanzan la edad del retiro, de 65 años con carácter general. Como excepción, algunos funcionarios están obligados a hacerlo al cumplir la edad estipulada.

Ineptitud sobrevenida

No obstante, el Estatuto de los Trabajadores sí que reconoce la posibilidad de despedir a un trabajador por "ineptitud sobrevenida" con posterioridad a la colocación en la empresa.

"Hay trabajadores que no se van de la empresa hasta no lograr la indemnización" se queja Garamendi

En ese caso, la condición de la edad es un motivo utilizado de forma frecuente por las empresas para extinguir el contrato a aquellos trabajadores con edades más allá de la jubilación. En estos casos, la ineptitud sobrevenida se aduce como causa de despido objetivo, que lleva aparejada una indemnización de 20 días por año de servicio con un máximo de 12 mensualidades.

Según la última Encuesta de Población Activa, correspondiente al primer trimestre del 2018, en España había 181.000 ocupados mayores de 65 años, de los que 45.000 tenían más de 70 años.

Con anterioridad a dicha reforma sí que se admitían cláusulas obligatorias de jubilación para los trabajadores que llegasen a la edad ordinaria y cumpliesen las condiciones exigidas para acceder a la pensión, un escenario al que UGT, CCOO, CEOE y Cepyme quieren volver ahora con el preacuerdo ya firmado por todas las partes. Los sindicatos ya han trasladado a sus afiliados el texto para que lo ratifiquen, un proceso que UGT prevé que concluya el próximo martes. Después comenzará la negociación con el Gobierno, que tendrá la última palabra.

Relevo generacional

El fundamento de esta obligatoriedad que los sindicatos y la patronal sugieren al Ejecutivo de Pedro Sánchez se encuentra en la necesidad de “facilitar el relevo generacional” y así, fomentar la contratación de los jóvenes en las empresas en sustitución de aquellos que llegan a la edad de jubilación. “No hay ningún perjuicio para el trabajador jubilado ya que, una vez llegada la edad, tiene asegurada su prestación”, ha destacado a este diario el secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, que ha señalado que la medida “deja espacio a la contratación de los jóvenes”.

Una vez las bases den el visto bueno al preacuerdo, comenzará la negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez. “Va a depender mucho del Gobierno para que esto salga adelante”, apuntó Pino.

Ahorro de costes

Los empresarios, por su parte, ven en la figura de la jubilación forzosa sin indemnización una vía para ahorrar costes. “Hay trabajadores que no se van de la empresa hasta que no consiguen la indemnización y eso deja a las empresas sin un duro para invertir y hace un flaco favor a las personas que quieren incorporarse al mercado de trabajo”, afirmó este martes el presidente de CepymeAntonio Garamendi. Desde hace tiempo existía la necesidad de “cambiar la norma”, según el empresario. 

Luz verde de la patronal

La junta directiva de CEOE y Cepyme ratificó este martes el preacuerdo salarial firmado el día anterior con los representantes sindicales.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, argumentó que los empresarios están haciendo un “esfuerzo importante” para “mejorar la sociedad y la manera de vivir de los ciudadanos”. En su opinión, el preacuerdo se adapta a una “nueva etapa” que deja atrás la situación de crisis vivida desde el 2009 al 2013 en España, periodo en el que “el PIB cayó casi cinco puntos”. El pacto, ha explicado, va a servir para “dar un empujón a los salarios más bajos”.

Entre los puntos estratégicos del documento, Garamendi, también subrayó la lucha contra la economía sumergida, que “es la peor enemiga de los empresarios españoles”, contra el absentismo laboral y por el fomento de la formación.

"Los salarios salen de la crisis", según UGT

UGT valora que el preacuerdo salarial alcanzado entre los sindicatos y la patronal el pasado lunes va a servir para trasladar la recuperación económica del país a los salarios “Los salarios salen de la crisis” afirma la central en un texto enviado este lunes a sus bases para defender la ratificación del preacuerdo.

 “Casi la mitad de los asalariados y asalariadas españoles cobra menos de 1.400 euros mensuales” y, de forma general, los salarios se encuentran “prácticamente congelados”, argumenta UGT.

En el 2014 subieron el 0,7%; el 1,1% en el 2015 y el 0,2% en el 2016 por lo que el preacuerdo va a servir para “redistribuir la riqueza”, una reivindicación sindical que se remonta cinco años atrás.

Aunque el texto del preacuerdo solo alude a la cláusula de garantía salarial como una posibilidad, UGT sí se refiere a ella como la tercera pata de un acuerdo salarial que incluye una subida fija en torno al 2% y una parte variable del 1%. “La cláusula tendrá en cuenta la previsión de precios, los salarios, la inflación real, la mejora del poder de compra pactada, y los indicadores que en cada caso estimen aplicables los negociadores”, según la interpretación que hace UGT.

El sindicato que dirige Pepe Álvarez explica que “ante la apertura de un nuevo ciclo político” los agentes sociales han decidido trasladar al Gobierno la necesidad de reformar el Estatuto de los Trabajadores en relación a la subcontratación, la regulación de una nueva prestación de la Seguridad Social por el mantenimiento del empleo (Erte), la modificación del sistema de formación y la recuperación del contrato relevo.

.

Temas: Pensionistas · Jubilación · CEOE · UGT · CCOO · Pensiones

Outbrain