Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CONFLICTO LABORAL

Una sentencia pionera establece que un 'rider' de Deliveroo era un 'falso autónomo'

Un juzgado de València da por bueno el informe de la Inspección de Trabajo que inició el proceso

El resultado respalda la demanda colectiva que Intersindical presentó después de este primer caso

Condena a Deliveroo por emplear a falsos autónomos / MIGUEL LORENZO / ATLAS VÍDEO

El juzgado de los social número 6 de València ha establecido en una sentencia pionera que Víctor Sánchez, un repartidor que trabajaba para Deliveroo en la capital valenciana era en realidad un 'falso autónomo' porque debía haber sido considerado un trabajador por cuenta ajena, según ha confirmado Marco Llerena, abogado del repartidor a EL PERIÓDICO.

Se trata de una sentecia por despido, que se establece como improcedente, pero en el que la juez analiza las condiciones de trabajo del repartidor. Llerena explica que se detalla ampliamente el método de trabajo de estos repartidores y que establece "una dependencia muy alta de la empresa" tanto en la organización de turnos, como en la facturación, por ejemplo.

“En este caso, admitida la voluntariedad de los servicios prestados por el demandante, no puede sino concluirse que se han en el concreto supuesto de hecho las notas características de la relación laboral de ajeneidad y dependencia, ya que la presentación de servicios del demandante a favor de la demandada presenta rasgos que sólo son concebibles en el dependiente y por cuenta ajena”, señala la juez en la sentencia.

El abogado que destaca la "valentía" que ha tenido el denunciante cree que es clave ese reconocimiento de "la laboralidad" es decir que sitúa claramente al trabajador "dentro de lo que el Estatuto de los Trabajadors establece que son los trabajadores por cuenta ajena".

En cuanto a las razones para hacerlo, el escrito recuerda que las condiciones de trabajo las fijaba “unilateralmente” la empresa y recalca que Deliveroo elegía la zona de reparto y que tenía a los repartidores “geolocalizados en todo momento” y les podía pedir explicaciones sobre el servicio en cualquier momento.

Además, aunque el ‘rider’ ofertaba las horas en las que podía trabajar, eran dentro de un horario preestablecido y no tenía “libertad” para rechazar pedidos en esa franja. Igualmente recoge que existen instrucciones y normas concretas para el reparto.

“En cuanto a la ajeneidad es un hecho no controvertido que era la empresa la que decidía el precio de los servicios realizados por el trabajador que éste percibía con independencia del cobro por parte de la empresa y tras la elaboración por parte de esta de la factura correspondiente”, resume la sentencia.

La titular asume así la tesis del acta de la Inspección de Trabajo que el sindicato Intersindical desveló el pasado mes de diciembre y que aseguraba que Deliveroo encubría una relación laboral con los repartidores pese a haberles impuesto una relación mercantil.

La Inspección comunicó las altas, y en su caso las bajas, en el Régimen General por el tiempo en el que habían prestado servicios y el acta de liquidación de las cuotas que debía pagar la empresa, que recurrió.

Este acta dio pie a una demanda colectiva que aún debe dirimirse y que según Intersindical podría llevar a la empresa a tener que pagar 170.000 en cuotas atrasadas.

Hace unos días en Barcelona se celebró otro juicio de 16 extrabajadores de Deliveroo con la misma reivindicación de ser considerados como trabajadores por cuenta ajena que aún está pendiente de sentencia.

Llerena cree que "en principio" esta sentencia debe marcar el camino de las futuras. "Cuantas más allá que establezcan que son trabajadores por cuenta ajena será más fácil", apunta.

Outbrain