Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

emprendeduría

Una de cada seis 'start-ups' repite en el 4YFN

La feria de emprendedores se consolida como espacio no solo para nuevos proyectos sino para los que se van consolidando

Corea del Sur ha participado en la muestra con unas 60 compañías tecnológicas y de distintos sectores

FERRAN SENDRA

Alrededor de una de cada seis 'start-ups' que participan en el salón 'Four Years From Now' (4YFN), que este miércoles ha celebrado su último jornada, ya participaron en el mismo el año pasado o en anteriores ediciones.

El hecho de que entre el 15% y el 20% de las alrededor de 600 compañías participantes sean repetidoras revela que se va consolidando un tejido emprendedor, según la organización de esta muestra que se lleva a cabo a la vez que el Mobile World Congress (MWC) y que está impulsada por Mobile World Capital Barcelona.

Con una afluencia de público similar a la del año pasado, unas 19.000 personas, la quinta edición del salón ha ampliado su radio de acción, con la participación de 'start-ups' que ya han superado la etapa más inicial y una primera ronda de financiación. En su quinta edición, tras un primer ciclo de cuatro años, el salón ha querido también dar voz a emprendedores y 'start-ups' locales que han crecido a la par que el evento, como es el caso de HolaluzTravelPerk Wallapop

Durante estos tres días, las grandes compañías también han buscado talento. Se trata de emular el modelo colaborativo entre las grandes farmacéuticas y las biotecnológicas. De esta forma, las firmas asentadas sirven de impulso para las que comienzan mediante aportaciones no solo de capital sino de otros recursos como conocimientos, explica el director del 4YFN, Esteban Redolfi.

Grandes empresas 

Entre estos ejemplo se encuentra Seat, que cuenta con un espacio propio en la feria para atraer a profesionales tecnológicos, así como Nestlé Airbus, que cuentan con stands en los que han expuesto algunos de los proyectos que apoyan a través de incubadoras o aceleradoras. También los inversores, unos 700, aprovechan el salón para encontrar nuevos negocios.   

La participación internacional ha sido destacada. Pero si un país ha sobresalido es Corea del Sur. Bajo el paraguas del Ministerio coreano de ‘Start-ups’ y Pymes y el Instituto Coreano de ‘start-ups’ y Emprendimiento se han presentado en un lugar preferente –justo a la entrada del salón– 17 compañías bajo el sello de 'best made in Korea'.

En este pabellón se encuentran compañías tecnológicas convencionales dedicadas a la realidad virtual aplicada a los videojuegos, plataformas de traducción o 'softwares' de gestión empresarial. También algunos proyectos más excéntricos como Baro, un pequeño robot de escritorio que enfurece si su propietario no se sienta correctamente en la silla.

Sin embargo, esta selección de empresas es tan solo una pequeña parte del total de 60 ‘K-start-ups’ –compañías tecnológicas de nueva creación surcoreanas– presentes en el 4YFN. De hecho, algunas de ellas difícilmente encajarían en la definición de empresa tecnológica.

Un ejemplo es Lingerwater, que comercializa Lingtea, una suerte de cápsulas que se disuelven en el agua y al ingerirse "eleva el flujo de plasma en la sangre y reduce la alcoholemia". FarmBio, también surcoreana, vende máscaras faciales a base de calostro. La compañía asegura que “utilizando repetidamente el producto la piel renace con mayor vitalidad y una textura lechosa” y también que se trata de “la leche que adoraba Cleopatra”. 

Outbrain