Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

actividad ferial

Las nevadas dejan el YoMo con el 40% menos de asistentes

El festival del MWC para escolares se centra en promocionar las carreras técnicas entre las chicas

Jóvenes atienden a una monitora en el Energy Track de Gas Natural instalado en el salón YoMo.  / JULIO CARBO

Las inusuales nevadas en Catalunya han dejado en casa este año a casi 900 escolares y profesores que tenían previsto acudir este miércoles al YoMo, el festival que organiza la Mobile World Capital como acto paralelo para promocionar la tecnología entre los más jóvenes. Casi todos venían desde fuera del área metropolitana de Barcelona y cancelaron al último momento ante la posibilidad de no poder regresar o por las dificultades del transporte escolar suspendido. La organización del YoMo, sin embargo, se ha comprometido a reubicarlos desde este jueves y hasta el sábado, que es cuando acaba el festival, dos días después del Mobile World Congress.

El YoMo estrenaba este año alojamiento en La Farga de L’Hospitalet, un espacio “logísticamente mejor que Montjuïc”, según explicó a este diario el CEO de GSMA, John Hoffmann, quien se reafirmó en que la marca del congreso sigue estando vinculada a Barcelona pese a que cada vez desplaza más actos hacia L’Hospitalet. La alcaldesa, Núria Marín, que este miércoles recorría el YoMo, está impulsando una campaña para mostrar la segunda ciudad de Catalunya a los asistentes.

Adrià

Con menos asistentes y un espacio más grande y luminoso, las actividades previstas por los 70 expositores participantes se volvían mucho mucho más manejables. El cocinero Ferran Adrià se hacía fotos y firmaba autógrafos a los escolares que se lo requerían. Alguno llenó toda la libreta para repartirlos entre sus compañeros. “He hecho un proyecto con Telefónica para explicar a los profesores qué es la innovaión y que lo transmitan. ¿Y qué es? Creación es cuando algo es original y alguien te lo compra. Bueno, original y medianamente bueno”, explica.

“El objetivo del YoMo no es promover los móviles, sino hacer que entiendan qué hay detrás del aparato que tienen en la mano, cuánta ciencia y cuánta tecnología”, señala Jeremy Buckle, coordinador del YoMo. “Queremos hacerlo en un entorno creativo, divertido, pero que los jóvenes entiendan que pueden cambiar el mundo y ser famosos con la ciencia. Estamos buscando a los próximos Steve Jobs”, apunta.

Más chicas

Las chicas superan este año en número a sus compañeros varones, y hay muchas actividades dirigidas a fomentar su interés como el programa Oracle4Girls y el de las Spark Girls, y otras “más neutras”, según Buckle, como las del EduCiencia de la Caixa o la de grafiti sonoro de la Fundació Pere Tarrés, que lograba atraer a una mayoría de chicas.

La gran estrella tecnológica era la realidad virtual, que no solo sirve para crear entornos de escape o simular escenarios como el que propone el Centro de Visión por Computador de la Universitat Politècnica de Catalunya, sino también para reflexionar cómo se sentiría un alumno al que acosen sus compañeros. Las gafas y una pequeña película de 4 minutos les hace meterse en la piel del acosado. Es la llamada Aula Empatía que han desarrollado el Ministerio de Educación y Samsung.

Seguridad informática

Otro punto sobre el que se quiere concienciar es la seguridad informática. El programa Internet Segura del Cesicat hace talleres para “concienciar sobre peligros que se pueden encontrar pero también hacerles ver que la ciberseguridad puede ser un futuro profesional”, resume Màxim Garcia, responsable del programa. En la misma línea, la Autoritat Catalana de Protecció de Dades organiza talleres sobre qué hacer si se pierde el móvil, cómo proteger los dispositivos o cómo navegar de forma segura. Y esos mismos chavales que se supone que todo lo saben descubren cosas nuevas. “No sabía que una app puede localizar el móvil”, confiesa Álvaro, de 11 años.

Algunos expositores presentaban sorpresas que permitían poner a nivel de suelo los conceptos abstractos. La escuela de ingenieros de la UPC mostraba cómo se hacen los mapas físicos (los que muestran el relieve) a partir de arena que simulaba montañas. Y en el estand de Google, había todo un surtido de nuevos productos que podían aplicarse en educación. Por ejemplo, un kit de fichas de cartón para aprender a programar. 

Outbrain