Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

política tributaria

Cuatro de cada 10 euros escapan del impuesto de patrimonio

La Agència Tributària de Catalunya presenta un estudio pionero que calcula lo que deberían recaudar los 4 principales tributos cedidos y propios

Una imagen de las oficinas de la sede de la Agència Tributària de Catalunya, en el paseo de la Zona Franca de Barcelona. / FERRAN SENDRA

Cuatro de cada 10 euros que deberían tributar por el impuesto de patrimonio en Catalunya no lo hacen en el periodo voluntario, esencialmente porque los contribuyentes presentan la declaración pero consignan un importe inferior al que deberían.

Es uno de los datos del estudio pionero en España por parte de una administración sobre el 'tax gap' o brecha fiscal que han elaborado el Institut d'Economia de Barcelona (IEB) y la consultora Everis para la Agència Tributària de Catalunya (ATC). Se trata de una herramienta "muy útil" para evaluar los efectos de la lucha contra la elusión y el fraude fiscal qeu se emplea en países como el Reino Unido o EEUU.  

En esencia, el estudio, que se adjudicó en un concurso en marzo pasado, compara la cantidad que deberían recaudar los cuatro de los tributos cedidos y propios de la Generalitat más importantes y cuanto ingresan en realidad en el periodo voluntario, explica Alejandro Esteller-Moré, catedrático de Economía de la Universitat de Barcelona (UB) y director del equipo que ha elaborado el estudio. El objetivo es emplear la herramienta creada para que la propia ATC lo calcule periódicamente.

Bruta y neta

En conjunto, la brecha fiscal de los impuestos de sucesionestransmisiones patrimoniales (ITP y AJD), patrimonio y sobre estancias en establecimientos turísticos, que suponen el 90% de los ingresos totales de la administración catalana, se sitúa en el 26,53%, con datos del 2014. Eso supone que uno de cada cuatro euros se escapan del fisco catalán, lo que se cifra en 789,83 millones de euros, antes de que la ATC hubiera realizado actuaciones de comprobación e inspección.

La utilidad de esta herramienta radica en comparar la brecha bruta (recaudación que debería ser) antes de la actuación del fisco catalán y la neta, una vez realizadas inspecciones y comprobaciones. De ahí la importancia de que el estudio se haga de form periódica.  

Pero la media es de brecha fiscal es engañosa, ya que mientras supera el 40% en sucesiones y patrimonio, en el gravamen a las estancias turísticas es del 29%. Pero, dentro de ese impuesto, en las viviendas que se alquilan a turistas, se dispara hasta hacer que tres de cada cuatro euros escapen de las arcas públicas.

Esteller-Moré destaca que existe una gran parte de los recursos que no se obtienen con el impuesto de patrimonio que debería ingresar la ATC que no está en su mano obtener porque se trata de activos en otros países o en paraísos fiscales.

Outbrain