Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

revisión judicial

La justicia europea da oxígeno a Intel

El Tribunal de Justicia ordena reexaminar las alegaciones de la compañía contra la multa de 1.060 millones impuesta por Bruselas

Estand de Intel en una feria tecnológica en Hannover, Alemania, en el 2016. / MAURITZ ANTIN (EFE)

En mayo del 2009 la Comisión Europea impuso una multa de 1.060 millones al fabricante estadounidense de microprocesadores Intel por "abuso de posición dominante en el mecado de las CPUs x86" e infringir las normas de la competencia europeas. Este miércoles la Corte europea de justicia ha anulado la decisión del Tribunal General de la UE que confirmó la multa y ha devuelto a esa primera instancia el caso para que examinen las alegaciones de la multinacional estadounidense.

Según la Comisión Europea, Intel abusó de posición dominante en el mercado mundial de las CPUs x86 entre octubre del 2002 y diciembre del 2007 al aplicar una estrategia con un objetivo: echar a su único competidor importante del mercado, la empresa Advanced Micro Devices, inc. Con una cuota de mercado de al menos el 70%, a sus competidores les resultaba difícil entrar en el mercado y expandirse dado que las inversiones en investigación y desarrollo, propiedad intelectual e instalaciones productivas no son recuperables.

Trato preferente

Además, Intel ofreció descuentos a cuatro grandes fabricantes de ordenadores (Dell, Lenovo, HP y NEC) bajo la condición de que compraran la totalidad o la casi totalidad de sus CUPs x86 y adoptó otra serie de medidas para imponer su producto por medio de descuentos y pagos a Media-Saturn para que vendiera en exclusiva orderadores con sus microprocesadores. Una conducta contraria a la competencia, según Bruselas, que tras una década de investigación terminó en una multa de 1.060 millones. El caso terminó en enfrentamiento. El Tribunal General dio la razón al Ejecutivo comunitario en junio del 2014 pero la compañía presentó un recurso de casación que le acaba de dar oxígeno.

Abuso de posición dominante

En su fallo, el Tribunal de la UE anula la decisión porque los jueces de primera instancia no examinaron los descuentos y pagos controvertidos que llevaron a los servicios de la Competencia comunitarios a constatar una abuso de posición dominante. "El Tribunal de Justicia decide devolver el asunto al Tribunal General para que este examine, a la luz de las alegaciones formuladas por Intel, la capacidad de descuentos controvertidos para restringir la competencia".

Descuentos

Los jueces, no obstante, desestiman las alegaciones de Intel sobre la falta de competencia de la Comisión para sancionar el abuso y recuerdan que la decisión se basa en un examen en profundidad de la Comisión que le llevó a concluir que "un competidor igualmente eficiente se habría visto obligado a cobrar precios que no habrían sido viables y que, por tanto, la práctica de descuentos podía expulsar del mercado a ese competidor".

Outbrain