Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CONDICIONES LABORALES

Repartidores de Deliveroo protestan en Barcelona por sus trabajos precarios

Los 'riders' denuncian que la empresa les queire cambiar sus condiciones laborales

Un repartidor de Deliveroo en bici.  / DANNY CAMINAL / FERRAN SENDRA

Medio centenar de ciclistas motoristas que trabajan para la app de envío de comida a domicilio Deliveroo han protestado hoy en Barcelona por la precariedad laboral en la que se encuentran y han reclamado a la compañía una mejora de las condiciones para poner fin a lo que consideran una forma de "esclavitud de la modernidad".

Los trabajadores de esta empresa, dedicada a la entrega rápida de comida, se han concentrado a primera hora en la plaza Doctor Letamendi y han recorrido en manifestación con sus bicicletas motocicletas la distancia que separa este punto de la sede de la compañía, en la calle Aragón, donde se han concentrado.

El portavoz del colectivo Txiki Blasi ha denunciado que la empresa quiere que los "riders" (ciclistas y motociclistas) acepten un nuevo contrato que, según señala, les obliga a trabajar más horas con una compensación solo por pedidos entregados, sin garantizar los dos pedidos mínimos por día que existían hasta ahora.

Tras asegurar que trabajar sin un mínimo garantizado "acentúa nuestra situación precaria" y que el nuevo contrato es "la gota que colma el vaso", ha reclamado una jornada asegurada de 20 horas semanales y un seguro que cubra accidentes o robos.

Los portavoces de los jóvenes repartidores, que se han manifestado tras una pancarta que rezaba "Deliveroo nos explota", han asegurado que la marcha de hoy es "un aviso" y amenazan con una huelga el 2 de julio si no hay avances en las negociaciones.

Por su parte, la empresa ha asegurado que el nuevo contrato que propone permitirá incrementar ingresos a un 60 % del colectivo de "riders", al tiempo que ofrece un plan de incentivos para que estos ganen un 12 % más de media durante el verano.

Deliveroo señala que el modelo que plantea está pensado para estudiantes o para aquellas personas que quieren completar con esta actividad su fuente principal de ingresos.

La compañía, que nació en Londres en 2013, ofrece servicios en Barcelona desde 2015 y cuenta también con repartidores en Valencia, Madrid y Zaragoza. En total, colabora en estos momentos en toda España con un millar de "riders", con la fórmula de autónomos, de los que unos 130 operan en Barcelona.

Los clientes pueden hacer sus pedidos a través de la página web o la aplicación móvil y un equipo de motoristas y ciclistas transportan la comida en un tiempo aproximado de unos 30 minutos.

Outbrain