Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ICL y AkzoNobel finalizan la construcción de un planta conjunta en Sant Fruitós

En las instalaciones se producirá sal de alta pureza en el marco de un proyecto de "minería sostenible"

AkzoNobel e ICL han finalizado la construcción de una planta conjunta en Sant Fruitós de Bages (Bages) a través de la sociedad Sal Vesta Iberia S.L.. Se trata de unas instalaciones en las que se producirá sal de especialidades, para la producción de sal de alta pureza destinada a la alimentación humana y animal y al tratamiento de aguas.

La puesta en marcha de la planta ha requerido una inversión de 7,5 millones y ha generado 20 puestos de trabajo. Estas instalaciones son "una pieza más en el camino hacia la minería sostenible y un claro ejemplo de los efectos multiplicadores" del proyecto Phoenix de ICL (Iberpotash) en la Catalunya Central, según Carles Alemán, consejero delegado de ICL Iberia Súria&Sallent.

Con esta planta, la compañía está "totalmente preparada para el crecimiento en el sur de Europa", según Nils van der Plas, responsable del negocio de la sal de AkzoNobel. Con esta cooperación se convierte "un subproducto en un valioso recurso de materia prima con inversiones adicionales limitadas", ha agregado.

CENTRO DE REFERENCIA

En virtud del acuerdo a largo plazo, que incluye hasta 1,5 millones de toneladas anuales, Súria se convertirá "en centro de referencia en la producción de la sal vacuum", según la empresa. En la actualidad, ICL ya tiene en marcha la primera planta de cristalización, con una capacidad anual de 750.000 toneladas de producción de sal vacuum, y 25.000 toneladas de potasa blanca de alta calidad.

La segunda planta de cristalización está prevista para el 2021. Además, la producción de sal de alta pureza de Súria posibilitará el incremento de capacidad de sal vacuum de Akzo Nobel hasta los 7 ,5 millones de toneladas anuales.

Temas: Química · Empresas

Outbrain