Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

MOVIMIENTOS EMPRESARIALES

Merlín y Metrovacesa aprueban la fusión que dará lugar a la primera inmobiliaria española

La nueva empresa, que tendrá al banco Santander como primer accionista, verá la luz en octubre

Las juntas de accionistas de Merlín Properties y Metrovacesa han aprobado este jueves la fusión de las dos empresas, una operación anunciada el pasado junio que dará lugar a la mayor inmobiliaria española y una de las primeras de Europa. La nueva compañía, que ya cuenta con el visto bueno de Competencia, tendrá como principales accionistas al Santander (21,9%) y al BBVA (6,4%). Ismael Clemente, presidente de Merlín y consejero delegado de la nueva firma, ha asegurado que las dos entidades han suscrito un acuerdo para no vender sus acciones en los próximos seis meses, pero tienen intención de seguir en el capital a más largo plazo.

"La mejor forma de mantener a los accionistas es teniéndoles contentos", ha añadido el ejecutivo antes de afirmar que la nueva compañía será "una máquina de repartir dividendos". Así, ha mantenido que el nuevo grupo "mantendrá intacto, sino creciente, su potencial de reparto de dividendos", y que informará al inicio de cada año del importe del beneficio que prevé repartir a lo largo del ejercicio entre sus accionistas.

Las empresas prevén culminar su unión a finales de octubre. A partir de ahora deben cerrar el canje de acciones por edificios mediante los que se instrumentará la operación. "Se trata de una fusión de una complementariedad impecable, que ofrece un potencial de mejora de gestión de los activos y crecimiento, y que facilita la financiación y la liquidez al dar lugar a una empresa más grande", ha argumentado Clemente.

CASI 10.000 MILLONES

Santander y el resto de bancos accionistas de Metrovacesa cederán a Merlín los edificios de oficinas y centros comerciales en renta de esta inmobiliaria, valorados en 1.672 millones de euros. A cambio, recibirán acciones de la socimi procedentes de una ampliación de capital y se convertirán en socios de la nueva Merlín. De la fusión también surgirá una segunda empresa, Testa Residencial, con 4.700 pisos en alquiler y que los socios prevén sacar a bolsa o vender.

La nueva Merlín gestionará una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y centros logísticos en renta que suman más de tres millones de metros cuadros de superficie y un valor de 9.317 millones de euros, y que generará ingresos por alquileres de 450 millones al año. En su capital también estará el banco Popular, con otro 2,8%. En esta cartera figuran algunos emblemáticos inmuebles, como son la Torre Madrid de la capital o una de las cuatro torres del norte del Paseo de la Castellana. Las juntas también han aprobado el reparto de dividendos por un total de 116 millones.

Outbrain