Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

REESTRUCTURACIÓN INDUSTRIAL

Indra plantea el despido de 3.000 trabajadores de todo el grupo

El ajuste se centra en España pero afecta a 1.000 empleados de Latinoamérica

Indra planteó ayer a los sindicatos el despido de 1.850 de sus trabajadores en España, lo que, sumado a los 1.000 despidos que llevará a cabo en Latinoamérica, eleva el ajuste de plantilla anunciado por el grupo a cerca de 3.000 de sus 39.000 empleados, más del 7% del total. En España, la más castigada, el ajuste afectará a Indra Sistemas, filial que agrupa las áreas de tecnologías de la información y de seguridad, defensa, tráfico y transportes, explicaron fuentes sindicales, que calificaron de «excesiva y desproporcionada», la propuesta.

Indra, que cifró el impacto del expediente de regulación de empleo (ERE)  en el 8,5% de la plantilla en Indra Sistemas, justificó el proceso de despido colectivo en causas económicas y productivas y asegura que el objetivo es hacer frente a las pérdidas de los últimos trimestres, mientras que CCOO calificó la medida de «atentado grave» contra los trabajadores de la compañía.

El 70 % de los despidos corresponderán a empleados de la empresa en la Comunidad de Madrid, principalmente del área de consultoría (80%), y en menor medida de las áreas de corporativo y defensa, según los datos facilitados por la empresa en la primera reunión de la mesa negociadora del ERE.

La semana pasada, el presidente de la compañía, Fernando Abril-Martorell, anunció ante la junta el inicio de la negociación de un proceso de reestructuración que enmarcó en la transformación global, «orientada a mejorar su competitividad, eficacia y rentabilidad», dijo.

Abril-Martorell justificó la necesidad de llevar a cabo el ajuste en la caída del mercado nacional en más de un 40% y en las pérdidas registradas en el 2014 (92 millones de euros) y el primer trimestre del 2015 (19,6 millones).

Este proceso se abre tras varios meses de aplicación de medidas para reducir costes. Aunque se han producido ahorros «muy significativos», con efecto en todas las áreas de gasto y en otros aspectos como la retribución del presidente ejecutivo frente a la que tenía su predecesor y del consejo de administración, así como un nuevo esquema retributivo de la alta dirección, y la congelación del pago del dividendo a cuenta del 2014, éstos «no han sido suficientes», según el presidente.

Temas: Indra · Empresas

Outbrain