Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El cierre de la fábrica de Cádiz costará 500 millones a Delphi

El acuerdo incluye la cesión de los activos de la empresa a la Administración

La plantilla de Delphi en Puerto Real (Cádiz) dijo ayer adiós a cinco meses de lucha sin tregua en defensa de sus puestos de trabajo. La filial de la multinacional norteamericana de automoción desembolsará finalmente unos 500 millones de euros para indemnizaciones, traspaso de activos y el pago de la deuda para ejecutar el cierre definitivo de la factoría, en un acuerdo que ha sido acogido con satisfacción por los sindicatos y la administración regional.

Tras una intensa reunión de casi 24 horas ininterrumpidas, las partes cerraron ayer un trato por el que la empresa se compromete a abonar hasta 120 millones de euros en indemnizaciones para los más de 1.600 trabajadores. Cada uno recibirá 45 días por año trabajado, frente a los 35 días que proponía inicialmente la empresa, con unos topes que oscilarán entre las 39 y las 42 mensualidades.

Posteriormente, los sindicatos y la Junta de Andalucía analizarán las alternativas de prejubilaciones y, sobre todo, de recolocación de la plantilla en las nuevas empresas que ya se han comprometido a instalarse en la Bahía de Cádiz.

TERRENOS Y NAVES Sin embargo, el aspecto más destacado del acuerdo, como resaltaron ayer el consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, y el presidente del comité de empresa, Antonio Pina, ha sido el traspaso de los activos de la empresa para la administración regional, valorados en cerca de 170 millones, "y a coste cero". Se trata de los terrenos, las naves y la maquinaria, que serán gestionadas de forma conjunta por el Ejecutivo y los sindicatos. No se ha conseguido la cesión de las patentes, como reclamaba la plantilla. "Era algo que parecía imposible", destacó Fernández, quien consideró que este acuerdo supondrá un "aviso a navegantes" para los empresarios que tengan intención de deslocalizar su producción. "Deberán saber que tendrán que dejar sus activos en la zona".

Antes de que se produzca esta cesión, en cuatro meses, la compañía deberá finiquitar la deuda con otros acreedores. Para ello, se ha acordado la condonación de la deuda con la empresa matriz, cifrada en unos 175 millones de euros, y se suscribirá un acuerdo con el resto de los acreedores para el pago de otros 25 millones, aunque ambos procesos deberán ser aprobados por el juez responsable del proceso concursal.

El representante de los trabajadores, que hoy analizarán en asamblea el contenido del acuerdo y lo ratificarán en referendo, se mostró satisfecho de los logros alcanzados: "Hemos conseguido que Delphi no se vaya de rositas y tenga que pagar más de 500 millones". Pina comparó la situación con "un divorcio de mutuo acuerdo, antes del dictamen de la juez", aunque un día después del plazo fijado por los juzgados de Cádiz para cerrar el expediente de regulación de empleo.

Outbrain