Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

La Seda de BCN y Cepsa planean crear la primera química española

La compañía catalana integraría Intercontinental Química y daría acceso a la petrolera a su capital

Rafael Español llevará al consejo una operación que permitiría duplicar la facturación de la empresa

Habrá química catalana con dimensión española y europea si llegan a buen puerto las avanzadas conversaciones que mantienen las cúpulas de La Seda de Barcelona y la petrolera Cepsa. De fructificar los contactos, La Seda de Barcelona integrará a Intercontinental Química (Interquisa), una de las joyas de la corona de la división química de la multinacional Cepsa, según ha sabido este diario de fuentes financieras conocedoras de la negociación.

La incorporación de Interquisa a La Seda transformará la fisonomía accionarial de la empresa: Cepsa entraría en el capital de la química catalana, de acuerdo con las variables que sopesan los negociadores y que podrían hacerse públicas en los próximos días, una vez se concreten los porcentajes y la valoración financiera de esta operación cruzada.

La primera fase de los acuerdos empresariales no incluirá los negocios internacionales de Interquisa --con implantación en Montreal (Canadá)-- de acuerdo con los datos que manejan los bancos de negocios que estudian la posible integración.

El consejo de la firma catalana conocerá en boca de su presidente los detalles de la operación en la reunión del próximo martes. De acuerdo con la información a que ha tenido acceso este diario, en esa convocatoria se aprobará una nueva ampliación de capital, que sufragaría, al menos en parte, la compra. Un portavoz oficial de La Seda negó ayer que la citada ampliación esté destinada a la compra de Interquisa, a la vez que señaló que no existe ningún documento de intenciones firmado.

La Seda de Barcelona es líder en Europa en la producción del plástico PET, un polímero con el que se fabrican multitud de envases. En febrero pasado, el grupo que dirige Rafael Español cerró la adquisición de una factoría de Eastman Chemical Ibérica, en Cádiz, y constituyó una división específica para esta línea de negocio que ha sido denominada Artenius. En el 2006, el grupo catalán alcanzó unos ingresos de 685,7 millones de euros, cifra que casi triplicó el giro comercial del año 2005.

FACTORÍA EN CÁDIZ

La compañía que absorberá La Seda de Barcelona posee su planta de producción en el polígono petroquímico gaditano de San Roque. Su capital es propiedad al 100% de Cepsa y es el único productor español de ácido tereftálico purificado (PTA), dimetil tereftalato (DMT) y ácido isoftálico (PIPA), materias primas fundamentales para la industria del poliéster. De hecho, La Seda de Barcelona es uno de los principales clientes de Interquisa.

Carlos Pérez de Bricio es el presidente tanto del holding petrolero Cepsa como de la filial química, Interquisa. En el 2005, la facturación de Interquisa superó ampliamente los 500 millones de euros. Portavoces oficiales de Cepsa preguntados por los contactos entre ambas compañías los calificaron ayer de "rumores".

EN BUSCA DEL TAMAÑO

En el último año y medio, Español ha pilotado un proceso de fuerte expansión industrial en el grupo que preside. "Necesitamos ganar tamaño porque es imprescindible para competir en el mundo. Queremos ser una empresa con una masa crítica suficiente para tener voz propia", defendía en unas declaraciones realizadas en marzo pasado. En aquella ocasión, el presidente de La Seda de Barcelona negó que mantuviera contactos con la petrolera: "Tenemos una buena relación desde hace años".

Temas: CEPSA · Empresas

Outbrain