Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

DIEGO COSTA + IAGO ASPAS

El éxito del 'doble nueve'

Lopetegui se felicita por la cohabitación de Costa y Aspas que desatascó el partido

Diego Costa y Iago Aspas celebran el gol de España a Túnez. / EFE / Javier Etxezarreta

No vale para nada el 1-0 a Túnez. Pero a Lopetegui, en cambio, le vale para muchas cosas. Más allá del gol de Iago Aspas, el técnico se puso la bata blanca para colarse en el laboratorio de Krasnodar. Un laboratorio más que válido. En Rusia se le vio preocupado, en determinados momentos hasta enfadado, y, en muchos instantes, inquieto porque lo que desfilaba delante de sus ojos no le gustaba nada. Ni a él ni, por supuesto, a los jugadores. Hasta Aspas, el más feliz de una triste noche, tuvo que admitir la realidad. "Teníamos mejores sensaciones antes de esta concentración que después de estos dos partidos", confesó el delantero del Celta.

Contra Suiza, nada especial. Contra Túnez, aún peor. En los últimos 180 minutos apenas dos goles. Uno de Odriozola y otro de Iago Aspas, jugadores destinados inicialmente al banquillo, aunque el 'científico Julen' salió más contento, al menos públicamente, de lo que exhibió durante los 90 minutos. "Las dificultades han existido, pero el equipo está preparado para superarlas. Ha habido sensaciones positivas", comentó Lopetegui, orgulloso de que sus soluciones tácticas reanimaran a la selección, sobre todo con el doble 'nueve'.

La solución de los tres centrales

"Ha sido una excelente solución. Hemos puesto una línea de tres atrás", reveló Lopetegui, convencido de que el "partido pedía eso" situando a Aspas por detrás de Costa. Lo pedía porque España estaba atascada sin respuestas ofensivas, quedándose además huérfana. "Diego y Iago Aspas han tenido buena respuesta", argumentó el seleccionador, recordando que fue el delantero brasileño quien asistió al gallego en el único tanto premiando así a Julen en la búsqueda de nuevos recursos para viejos problema. "Cada partido es una conquista. Es bueno tener todo este tipo de dificultades en tierras rusas", admitió luego.

Por eso, Lopetegui recalcó que "queríamos darle 90 minutos a Busquets porque lo ha pasado muy mal". Se refería a la gastroenteritis que le ha tenido de baja en la última semana, impidiéndole jugar ante Suiza en Villarreal. "Las dificultades del Mundial van apareciendo y el equipo llega bien, sin tener lesionados. El Mundial va a ser muy ajustado. Es bueno que tengamos cuanto antes la dificultad que nos aguarda", aseguró el técnico, admitiendo que "en la cabeza de todos los chicos estaba que en seis días empieza el Mundial".

El lateral, "muy claro"

Busquets jugó los 90 minutos; Iniesta, también. Y Ramos. Y De Gea. Y Piqué. "Hay matices que debemos corregir, pero lo más importante es que logramos superar esa dificultad superando a un rival muy complejo", afirmó el seleccionador español, quien dijo tener "muy claro" su lateral derecho para el debut el próximo viernes ante Portugal en Sochi.

Un partido, tres módulos tácticos, medidas drásticas (apostar por el doble delantero centro, algo realmente poco habitual) y un amistoso como mensaje de que cada partido, y más si es de un Mundial, se trata, en palabras de Lopetegui, de "una conquista".

Outbrain