Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LA EXPERIENCIA ARAGONESA DEL PREPARADOR CATALÁN

Rubi, del milagro del Huesca al Espanyol

Dos estrellas del equipo aragonés rememoran su experiencia en un año histórico con el nuevo entrenador perico

Rubi, durante la celebración del ascenso del Huesca. / SD HUESCA

La pregunta es sencilla. ¿Cómo puede subir a Primera un club con el 18º presupuesto de Segunda? El arquitecto de ese milagro es el nuevo técnico del Espanyol. Después de pasar por una decena de equipos desde su estreno en el banquillo de su Vilassar natal en el 2001, Rubi regresa a su casa con algún despido descenso en su currículo, pero también con una realidad evidente: siempre mejoró los resultados de sus antecesores.

En Huesca alcanzó la gloria el mes pasado. Dos de los referentes de ese fantástico ascenso rememoran en una charla con EL PERIÓDICO los métodos y manías del meticuloso Rubi

La primera charla

Álex Remiro (Cascante, Navarra, 23 años) ha sido el guardián del Huesca en esta temporada. Internacional sub-18 y sub-19, el portero navarro que pertenece al Athletic ha cerrado con llave en el Alcoraz. Cuando el club vasco le cedió al equipo aragonés no se esperaba una proeza así. No se puede decir lo mismo del técnico. "En la primera charla fue muy claro. Rubi nos dijo que de puertas para afuera se iba vender la permanencia, pero su idea era subir. Lo dijo con dos huevos. Es un ganador", rememora el portero.

Algo habitual en un vestuario cuando llega un nuevo técnico es buscar referencias en colegas que ya lo han tenido. "Yo tengo buen rollo con Mikel Vesga, que coincidió en el Sporting con Rubi. Recuerdo perfectamente lo que me dijo: 'Os lo vais a pasar bien, le encanta el buen fútbol y te diviertes. Vais a subir seguro’. Pensaba que estaba chalado cuando me comentó eso, pero lo clavó".

Mucha libertad

El joven meta fue uno de los héroes del ascenso, tanto en el campo como en la celebración por las calles oscenses. "Rubi consiguió que todos diéramos la mejor versión de nuestras vidas. Quizá no es muy cercano en cuanto a hablar con el jugador, pero te sabe buscar la fibra sin ser un brasas. Es el entrenador con el que más he aprendido, me daba mucha libertad, le encantaba verme jugándome pases, asumiendo riesgos", cuenta Remiro.

"Consiguió que todos diéramos la mejor versión de nuestras vidas. Tiene en la cabeza el buen fútbol del Barça mítico de Guardiola. Es un trastornado de las paredes y el toque" (Remiro, portero del Huesca)

En el Espanyol se repetirá la estructura técnica del Huesca, con Jaume Torras de segundo entrenador, Xavi Gil de preparador físico y Manel Rodríguez de asistente técnico. "Lo tienen todo controlado, son muy pesados pero buenísimos al mismo tiempo. Son muy majoscampechanos, siempre sonriendo. No son de grandes broncas, los enfados les duran 10 minutos", explica el arquero navarro.

La referencia del mítico Barça

Según 'Remi', la referencia de Rubi es evidente. "Desde el primer momento te das cuenta de que tiene en la cabeza ese buen fútbol del Barça mítico de Guardiola, se le ve a leguas. Rubi es un trastornado de las paredes, del toque por el medio, del buen fútbol, de los detalles. Me dijo una vez que estaba siempre medio metro adelantado, que si solucionaba eso mejoraría. Me corrigió la posición y ha sido mi mejor temporada. He parado más que nunca".

El portero es una parte fundamental en el esquema de Rubi. El técnico analiza minuciosamente la presión del rival y su principal obsesión es la búsqueda del espacio libre, otorgando al juego el mayor ritmo posible, una idea que corrobora Álex Gallar (Sabadell, 26 años).

"Es muy profesional. No deja ni un detalle al azar. Le encanta poner vídeos de ataque y de estrategia, pero sin aburrirnos. Marcamos goles de mil maneras" (Gallar, extremo del Huesca)

"Le conocía de ver a sus equipos. Para mí su principal virtud es que es muy profesional. No deja ni un detalle al azar. Ni él ni su cuerpo técnico. Combina la seriedad en su trabajo con dejar que el futbolista disfrute", cuenta el extremo zurdo, autor del primer gol del Huesca en el partido que supuso el ascenso en Lugo.

Goles de mil maneras

La ambición vuelve a aparecer en el análisis del método del técnico catalán. "Es muy atrevido, siempre nos dice que prefiere ganar marcando más de un gol. Nada de miedos. Le encantaba ponernos vídeos de ataque y de estrategia, pero siempre cortos, para no aburrirnos. Hemos marcado goles de mil maneras. Quizá esperaba algo más de protagonismo, pero solo tengo elogios para él. Espero que le vaya muy bien en el Espanyol, me ha enseñado mucho y me ha dado tranquilidad", agrega Gallar, exjugador del Mallorca B, Rubí, Terrassa, Cornellà, Hércules y Cultural Leonesa, en la que brilló el pasado curso.

Rubi ha llevado a la cima a un club que estaba en el 2004 en la Tercera aragonesa. En el 2015 subió a Segunda A y el próximo curso jugará en la élite por primera vez en su historia. Huesca, una acogedora ciudad de 52.000 habitantes, espera al Barça y al Madrid. También al Espanyol de Rubi, al que se intentó retener sin éxito. "Les estoy muy agradecido. Siempre les llevaré en el corazón, pero cuando te llama tu casa es comprensible que no tengas dudas", resume.

Outbrain