Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LA ACTUALIDAD BLANCA

Cepsa regatea al Madrid

La empresa petrolera recela de poner su nombre al Bernabéu para no perder mercado en Catalunya

Florentino Pérez, en el acto de presentación del proyecto elegido para la remodelación del Bernabéu.  / EFE / PACO CAMPOS

El nombre del nuevo Bernabéu sigue en el aire, pese a que aún queda tiempo para ver la nueva piel del feudo blanco. La empresa petrolera Cepsa no está por la labor de perder mercado en Catalunya y recela de poner su logo en lo alto del estadio del Madrid, cuyas obras de remodelación podrían empezar el próximo verano tras el acuerdo definitivo con el Ayuntamiento, firmado el pasado mes de octubre y por el que acordó llevar a cabo el cierre del estadio, el techo retráctil o la nueva piel del feudo blanco. Después de esa transformación, solo faltaría el nombre que sustituya al de Santiago, el gran presidente de la entidad madridista. 

UNA IDEA FARAÓNICA

“Se llamará Cepsa o IPIC. Lo que ellos quieran”. Esa es la confesión que hizo Florentino Pérez a Lucía Figar, exconsejera de Educación y Deportes de la Comunidad de Madrid en un acto en el Bernabéu en noviembre del 2014.

"El estadio se llamará Cepsa o IPIC. Lo que quieran ellos", afirmó Florentino en el 2014

Para entonces, la idea de renovar el estadio, la gran asignatura pendiente de Florentino, era casi faraónica. Un hotel, un centro comercialrestaurantes, un aparcamiento para 600 plazas. Todo ello a cargo de la International Petroleum Investment Company (IPIC), o lo que es lo mismo un fondo de inversión de Abu Dabi que será la que sufrague los 400 millones de euros del coste de las obras de remodelación del Bernabéu.

FRENAZO DE LOS TRIBUNALES

El problema vino cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) frenó en seco la reforma del Bernabéu en febrero del 2015 por vulnerar la Ley del Suelo.

A la vez, tiraba por tierra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que aprobó la Comunidad de Madrid en noviembre del 2012 y que daba luz verde a la remodelación del feudo madridista , que ganaba 12.250 metros de edificabilidad y que fue recurrida por 'Ecologistas en Acción'.

Zanussi, el primer patrocinador del Madrid en 1982, perdió un gran volumen de venta en Barcelona

EL MERCADO CATALÁN

Antes de que el TSJM tomara la decisión de paralizar el proyecto, se barajaban los dos posibles nombres para el estadio. ‘IPIC Bernabéu’ o  ‘Cepsa Bernabéu’. La segunda cuenta con un amplio mercado en Catalunya y, según ha podido saber EL PERIÓDICO, no tiene nada claro que estar ligado al Madrid hasta el punto de poner nombre al estadio le permita mantener su volumen de negocio en tierras catalanas.

Ya sucedió algo similar cuando Zanussi, primer patrocinador del Madrid en 1982, del que recibía algo más de 360.000 euros (60 millones de pesetas)  por llevar el nombre en la camiseta, perdió un gran volumen de venta en Barcelona. Ese mercado catalán cerraba muchas puertas a los posibles patrocinadores del club blanco, algo que ha sido valorado ahora por Cepsa, que es consciente del efecto que puede suponer dar nombre al Bernabéu.

Cepsa es propiedad de IPIC, que corre con los gastos de remodelación del Bernabéu y que también tendrá que valorar el riesgo de ligar a la petrolera española con el club blanco antes de decidirse por poner un nombre u otro.

Florentino Pérez

presidente del madrid

"Los patrocinadores son los que financian estas infraestructuras, por lo que el Bernabéu tendrá un apellido"

AJUSTAR EL PROYECTO

“Los patrocinios son los que financian estas infraestructuras, por lo que el Bernabéu tendrá un apellido”, afirmó Florentino después de cerrar el definitivo acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid el pasado 11 de octubre. Se trataba de ajustar el proyecto a las exigencias legales. "Había un proyecto estancado en tierra de nadie”, aseguró Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

Para desatascarlo, el club blanco tuvo que dar marcha atrás en varias de sus idea iniciales. Entre ellas, la del hotel, que en principio no verá la luz, aunque el presidente del Madrid no descartó su construcción, entre otras cosas porque el traslado de las oficinas del Bernabéu a Valdebebas supondrá liberar 8.000 metros cuadrados.

"Vamos a convertir el estadio en un icono arquitectónico vanguardista. Será uno de los mejores del mundo" (Florentino Pérez)

Tampoco habrá ampliación del aforo, lo que también se contemplaba en el proyecto inicial. “Vamos a convertir el estadio en un icono arquitectónico vanguardista. Será una transformación espectacular. Deseamos convertirlo en uno de los mejores del mundo”, afirmó Florentino tras alcanzar el acuerdo con el Ayuntamiento, que asegura que el nuevo proyecto será más sostenible.

Outbrain