"En el Barça, Maradona empezó a ser más que un 'pibe' habilidoso"

El fichaje de Diego Armando Maradona por el Barça, hace hoy exactamente 25 años, abrió una época de enorme ilusión en el club, muy pronto decepcionada por las lesiones y enfermedades sufridas por uno de los jugadores de más talento que ha dado el fútbol. El exentrenador del Barça César Luis Menotti rememora en esta entrevista el papel de Maradona en el Barça de Núñez, su aportación a un equipo excepcional, la polémica marcha al Nápoles y sus problemas posteriores.

NACIMIENTO 5-11-1938 EN ROSARIO

TÍTULOS CON EL BARÇA UNA COPA DEL REY, UNA COPA DE LA LIGA Y UNA SUPERCOPA DE ESPAÑA (1983)

TÍTULOS COMO ENTRENADOR UNA LIGA ARGENTINA (HURACÁN, 1973) Y EL MUNDIAL CON ARGENTINA (1978)

TÍTULOS COMO JUGADOR CAMPEÓN CON BOCA JUNIORS (1965)

--¿Qué recuerdo tiene del Maradona del Barcelona?

--En Barcelona, Maradona dejó de ser elpibehabilidoso y comenzó a transformarse en un futbolista que se cuestionaba sus errores, que quería aprender para ser el mejor. Era muy joven, pero tuvo la suerte de llegar a un Barcelona donde había grandes jugadores que lo ayudaron mucho en su formación. Yo nunca había visto a un Maradona en un pico tan alto de rendimiento. Después vinieron la hepatitis y la lesión en el tobillo.

--¿Quiere decir que en Catalunya se vio al mejor Maradona?

--Creo que Diego fue un gran profesional. Se dijo que con Udo Lattek no se entrenaba lo suficiente, pero para mí fue un choque de caracteres. Y coincidió con Schuster, uno de los más grandes futbolistas que yo dirigí, un futbolista en el gran sentido de la palabra, no como los de hoy, que son futbolistas de lajet set, de la moda, que se meten en el arte y en la política. Nunca vi a Maradona entrenando tan bien como en el Barcelona.

--Y luego llegó la grave lesión.

--Fue terrible. Se estaba imponiendo una costumbre en el fútbol español, algo así como el todo vale. Me preguntaron después si yo creía que Goikoetxea había tenido mala intención. Y yo respondí: "De ninguna manera. Si usted va con una Ferrari a 180 por la Gran Vía, usted no tiene intención de matar a nadie, pero si se le cruza alguien es muy factible que lo mate". Creo que Goikoetxea no tuvo intención de lesionar a Diego. Pero fue una entrada muy dura, y justo en el pie izquierdo. Brutal.

--¿Qué hubiera ocurrido si Maradona no se hubiera lesionado?

--Unrobo. Lo hubiéramos ganado todo. El nuestro era un equipo muy competitivo. Diego le daba el salto de calidad, pero no era solo él. Era un equipo que lo tenía todo. Y Maradona y Schuster hacían cosas impresionantes, era un espectáculo, un lujo que desgraciadamente duró poco. Tras la lesión, ya no fue lo mismo, aunque Diego seguía marcando la diferencia.

--¿A Diego le gustaba Barcelona?

--Barcelona es una ciudad especial. Creo que por su estilo de vida él estaba más cerca de Nápoles, una ciudad másbarrial. Me parece que en Barcelona sufrió mucho porque es una ciudad más elitista. Pero si no se hubiera lesionado, se hubiese quedado toda la vida.

--¿Qué aporto Diego al club?

--Cuando yo llegué a Barcelona le dije: 'Te voy a pedir un favor: si quieres que esto salga bien, quiero que seas el primero en llegar y el último en irse'. Porque era un vestuario muy especial. Y Diego siempre se quedó. Y se quedaba jugando solo, siempre buscando la magia, los misterios de la pelota para mejorar.

--¿Era un jugador difícil de llevar para un técnico?

--No, pero había que tener psicología. Un día estaba yo alentando mucho a Schuster en un partido. Diego era muy celoso, le gustaba también que lo alentaran a él. Y yo estaba enamorado de Schuster, le gritaba: 'Vamos Bernd, muy bien Bernd'. Así todo el tiempo. Y en el vestuario yo me estaba secando y vi que Diego me miraba. Pero yo no le dije nada. Y viene, medio fastidiado y me dice: 'César, ¿estoy haciendo algo mal? Porque yo me siento mejor que nunca'. 'No, no, Diego ¿por qué?'. 'Bueno, mire, yo sé que Schuster tiene cosas que yo no tengo, pero las cosas que yo tengo no sé si Schuster las va a aprender'. Y se rió.

--¿Qué fue lo más extraordinario que le vio hacer con el Barça?

--Para mí, el gol que marcó contra Inglaterra con la selección argentina era un gol previsible. En Barcelona hacia jugadas que no eran previsibles. Hacía maravillas. Fue un futbolista que se propuso ser el mejor. Su prestigio nunca lo apartó de esa vocación y aprendió de todos. Un futbolista destaca por lo que trae de su cuna y lo que adquiere. Un futbolista con talento, si no aprende a organizar su alegría, siempre se quedará lejos del futbolista que pudo ser. Insisto, en Barcelona Maradona dejó de ser elpibehabilidoso y se empezó a transformar en un futbolista que se cuestionaba sus errores, que quería aprender para ser el mejor. Como hicieron Cruyff, Platini, Di Stéfano. Son jugadores que entendieron el juego colectivo. No como Ronaldinho.

--¿Qué quiere decir con el no como Ronaldinho?

--Que Ronaldinho está esperando que le llegue la pelota para hacer una magia, que desaparece en la elaboración del juego. Parece que no se siente cómodo trabajando para el equipo. Y esto es grave. Justamente todos los que nombré fueron grandes por lo contrario. Ese Barcelona era un equipo muy generoso...

--¿Por ejemplo?

--Había partidos en los que a Carrasco no se le podían sacar las botas de lo hinchados que tenía los pies. Había que desnudarlo para llevarlo al baño. Yo lo vi orinar sangre. Marcos y Víctor eran jugadores bárbaros, de gran sacrificio.

--¿Por qué se fue usted del Barcelona después de ganar la Copa?

--Porque mi madre estaba muy enferma y necesitaba recomponer mi familia. Además, volvía la democracia a Argentina y yo tenía la ilusión de que este país iba a cambiar. Pero si hay algo de lo que me arrepiento en mi vida es de haberme ido del Barcelona.

--¿Y por qué cree que se marchó Maradona?

--Desconozco si existió una pelea con Núñez, como se dijo. El Barcelona era un club muy serio. Creo que Maradona se quería ir. Creo que la oferta del Nápoles era muy importante y el Barcelona necesitaba venderlo. Era diferente a hoy. Maradona no aguantaba la presión de la prensa. Maradona jamás probó la droga en Barcelona. Diego no tomaba nada hasta que se fue del Barcelona. Lamentablemente, después, Diego no soportó nunca esta utilización que hizo el poder de su figura.

--¿Se podía haber solucionado de otra forma su problema con el dopaje, tras el positivo que dio en el Mundial de EEUU?

--Sí. El poder, que ya había utilizado a Maradona para ganar prestigio, fue tan asesino que le puso una pena de dos años sin jugar. Su vida pasaba por el fútbol. Él era realmente feliz en una cancha. Creo que podrían haber intentado otra cosa.

--Fue peor el remedio que la enfermedad.

--Creo que fueron muy crueles con él. Nadie lo ayudó como se merecía. Es tan vanidoso el poder, que lo asesinaron después de haberlo utilizado para ganar prestigio. ¿Por qué no lo condenaron a entrenar en las divisiones inferiores de un equipo, con un horario, con un control psicológico, con un control antidopaje periódico? Que le hubieran dado tareas comunitarias. Y hasta que no cumpliera con eso, que no volviera a jugar. Con tal de volver a jugar, Diego se hubiese curado.

--¿Le ha visto últimamente?

--Hace muchísimo tiempo que no hablo con Diego. No se puede. Él va a los lugares donde hay prensa, a lugares públicos a los que a mí no me gusta ir. Si supiera que si yo voy y hablo con él le serviría de algo, iría. Pero sé que no sirve de nada.

--¿Sigue usted la actualidad del Barça? ¿Qué le parece el último ciclo que está viviendo el club?

--El ciclo de Laporta ha sido excelente en lo deportivo, porque armó un plantel con jugadores que no eran grandes estrellas. Ronaldinho casi no jugaba en París, Etoo era solo un buen delantero, Iniesta era un jugador de la cantera... Jugadores que, a diferencia del Madrid o el Chelsea, no eran estrellas.

--¿Alguno de esos jugadores le fascina de una manera especial?

--Iniesta es un jugador notable. Si pudiera trasladarlo al año 1982, jugaría con Maradona y Schuster. Se tendría que ganar el puesto, pero acabaría jugando porque entiende muy bien el fútbol. Me encanta.

-¿Y qué opina de Messi, la gran figura argentina actual?

--Messi cuenta con la ventaja de que se formó en el Barcelona. Como futbolista, es más catalán que argentino. La gente lo respeta, lo quiere, hizo toda su carrera ahí. Él no nació en Boca y lo llevaron a Barcelona a resolver los problemas del Barça.