Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

DIARIO ASTRONÓMICO

Se acercan las lágrimas de San Lorenzo

Alrededor del 12 de agosto se produce el fenómeno de la lluvia de estrellas de las Perseidas

Este año el máximo se producirá la noche del 12 al 13 de agosto entre las 2 y las 3 de la madrugada

Lluvia de estrellas sobre el castillo de Holloko, cerca de Budapest (Hungria) / PETER KOMKA (EFE)

Cuando nos adentramos en el mes de agosto, cada año nos encontramos con uno de los fenómenos astronómicos que más atrae a la población, se trata de las Perseidas también denominadas Lágrimas de San Lorenzo. El hecho de producirse el fenómeno en un período vacacional, como es el mes de agosto, y con normalmente buenas condiciones meteorológicas en el hemisferio norte que invitan a las actividades al aire libre, lo convierten en una especie de “Fiesta Mayor” de la Astronomía.

En primer lugar conviene recordar en qué consiste la lluvia de estrellas. Este fenómeno tiene su origen en la de entrada en la atmosfera terrestre de meteoroides procedentes del espacio exterior. Estos meteoroides no son más que fragmentos de roca, o incluso de hielo, de tamaños que oscilan entre unos granos de polvo hasta fragmentos de grandes dimensiones. Su origen debemos encontrarlo en restos de colisiones de asteroides en algunos casos y en otros en el polvo que dejan los cometas en su paso cercano al Sol, cuando parte del material del cometa se escapa formando las vistosas colas.

Estos fragmentos de polvo o roca entran de forma constante a nuestra atmosfera y en contacto con ella por fricción se calientan hasta inflamarse dejando el vistoso y característico trazo que popularmente denominamos estrella fugaz. Hay que tener presente que en determinadas fechas el número de meteoroides interceptados por la Tierra aumenta considerablemente y es cuando podemos hablar de lluvia de estrellas.

Cúando empieza el espectáculo

Cada año alrededor del 11 o 12 de agosto la Tierra, en su órbita alrededor del Sol, intercepta la órbita del cometa Swift-Tuttle. Este cometa pasa cercano al Sol en un periodo de 135 años y a su paso va poblando toda la órbita de restos de polvo eyectados. Por tanto no es necesario interceptar la orbita justo después de que el cometa se haya acercado al Sol si no que prácticamente toda la órbita se encuentra poblada de partículas y por ello año tras año se repite el fenómeno. Es precisamente en algunos puntos concretos de la orbita, en especial cuando acaba de pasar el comenta, que la densidad de partículas es mucho más elevada y se produce una intensidad excepcional que a menudo denominamos ‘tormenta’. [Fecha y hora de la lluvia de estrellas más famosa del año].

Perseidas vistas desde el barranco de Ajuy, en Pajara (Fuerteventura) / EFE / CARLOS DE SAA

Las Lágrimas de San Lorenzo, además de su nombre popular, tienen una denominación estándar científica que es la de Perseidas. Este nombre es debido al hecho que las partículas al entrar en la atmosfera e inflamarse aparentan proceder de una dirección concreta en el cielo, que corresponde con la órbita del cometa, y en este caso esa posición que denominamos radiante se sitúa en la constelación de Perseo, y de aquí se deriva el nombre científico de Perseidas.

En algunos casos estos fragmentos pueden ser de mayor tamaño y dejan un trazo persistente en la atmosfera terrestre, en lo que denominamos bólidos y cuyo brillo puede ser comparable con el brillo del Sol, generando por tanto un notable y destacado resplandor para satisfacción de los observadores del fenómeno.

Cómo disfrutar del espectáculo

De forma anual los equipos científicos que analizan este tipo de fenómenos elaboran unas previsiones de ocurrencia basadas en complejos modelos numéricos que nos ayudan a ubicar el momento y características del pico de actividad de la lluvia de estrellas. Para este año 2018 según los especialistas el pico de actividad se espera la noche del 12 al 13 de Agosto alrededor de las 2 y las 3 de la madrugada en horario local peninsular. La actividad prevista se sitúa en un índice ZHR de 100, lo que vendría indicar que en condiciones ideales se podrían llegar a observar 100 por hora, aunque a la práctica en una ubicación en latitudes intermedias se esperan poder ver entre 20 y 30 meteoros por hora.

Lluvia de perseidas en Marganell (Bages) / EFE / MARTA PEREZ

Para poder observar el fenómeno no debemos olvidarnos que es absolutamente necesario ubicarnos en un lugar con buenas condiciones de cielo evitando al máximo cualquier presencia de contaminación lumínica que nos afecte la visión. No es necesario utilizar telescopios o similares, si no todo lo contrario, nos conviene tener el mayor campo de visión posible y para ellos nuestros ojos serán el mejor aliado. Además podemos aprovechar que este año 2018 la Luna será prácticamente Luna Nueva, con lo que no afectará la visión del cielo y podremos disfrutar de esta “Fiesta Mayor” de la Astronomía.

Observando las Perseidas

Desde el Parc Astronòmic del Montsec (http://www.parcastronomic.cat/) será posible observar el fenómeno en vivo durante estas fechas. Más información sobre el fenómeno en ServiAstro (serviastro.am.ub.edu)

Sección elaborada en colaboración con el Parc Astronòmic Montsec - Centre d'Observació de l'Univers y el Institut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona (ICC-UB-IEEC).

Outbrain