Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

INVESTIGACIÓN EN CHINA

Primera clonación de dos primates con la misma técnica de la oveja 'Dolly'

Los macacos son genéticamente idénticos al ejemplar que 'cedió' una célula para el experimento

Los dos macacos clonados en China. / CHINESE ACADEMY OF SCIENCES

Científicos chinos han logrado primera vez crear dos primates clónicos con el mismo método de transferencia nuclear que en 1996 se usó para traer al mundo en Edimburgo a la oveja Dolly, es decir, son genéticamente idénticos al animal que cedió una célula para el experimento.

Los dos clones, dos macacos llamados Zhong Zhong y Hua Hua, no solo están vivos y sanos, sino que crecen con normalidad como cualquier otro animal de su especie y edad, según han explicado los autores del trabajo. Actualmente se alimentan con biberón. Los detalles de la investigación, que se realizó en el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias, en Shanghái, se han publicado en la revista científica Cell

Los primates recién nacidos, que son concretamente dos macacos cangrejeros (Macaca fascicularis), fueron creados mediante una transferencia nuclear de células somáticas -células no reproductoras- procedentes de un ejemplar adulto. El primer nacimiento se produjo hace ochos semanas y 10 días más tarde nació un segundo mono, idéntico al primero.

Los precursores

Aunque en 1999 unos investigadores estadounidenses ya crearon un primate clónico, también un macaco, en aquella ocasión se empleó un método más sencillo consistente en la simple división de un embrión. Hasta ahora ya se había logrado clonar una veintena de especies de vertebrados, incluyendo vacas, cerdos, caballos, ratas y perros, pero nunca se había logrado con un primate, el orden de mamíferos al que pertenecen los humanos.

De hecho, como ha explicado en una conferencia Mu-ming Poo, uno de los coordinadores del equipo científico, "la principal razón para clonar a estos primates es porque son muy cercanos a los humanos evolutivamente y pueden ayudar en tareas de investigación". En la misma línea, Sun Qiang, director del Centro de Investigación de Primates No Humanos en la Academia China de Ciencias, ha añadido: "Además de responder a las muchas preguntas que quedan sobre la biología de los primates, este avance debe sobre todo a ayudar a crear modelos de investigación para enfermedades humanas causadas por mutaciones genéticas como el cáncer, la disfunción inmune o trastornos metabólicos".

"Teóricamente podríamos clonar seres humanos, pero creo que no hay nadie que quiera hacerlo ni tampoco la sociedad lo permitiría"

Mu-ming Poo

Investigador de la Academia China de Ciencias

Mu-ming Poo ha descartado la idea de clonar personas. "Teóricamente podríamos clonar seres humanos, pero creo que no hay nadie que quiera hacerlo ni tampoco la sociedad lo permitiría", ha dicho.

Reducir los animales empleados en laboratorios

Gracias a este avance, ahora es posible crear poblaciones de investigación de monos idénticos y personalizados que reducirían la cantidad de primates utilizados en los experimentos de laboratorio. "Al trabajar en un pequeño grupo de animales genéticamente similares, es posible probar más rápidamente nuevas moléculas", ha añadido. El científico chino ha recordado que Estados Unidos importa de 30.000 a 40.000 primates cada año para investigación médica.

En las últimas casi dos décadas, ha habido científicos de todo el mundo que han intentado clonar primates no humanos sin éxito. De hecho, a finales de la década de los noventa, científicos de Oregón crearon un gemelo de macaco artificialmente, Tetra, dividiendo un embrión, un proceso que no se puede usar para clonar animales adultos y que no se puede repetir para crear copias clónicas idénticas.

Técnica compleja

En el caso de la clonación a través de la transferencia nuclear de células somáticas, los investigadores eliminan el núcleo de un óvulo e insertan en su interior el núcleo de la célula del individuo que quieren clonar.  Una vez que esta transferencia se ha completado, la aplicación de un impulso eléctrico provoca el inicio de la división celular y finalmente se obtiene un embrión.

En definitiva, el embrión resultante tiene el material genético idéntico al de la célula del donante, es decir, son animales exactamente iguales.

"Este es un procedimiento muy difícil y delicado", ha asegurado Poo, que se pasó tres años perfeccionando este cambio nuclear con sus colegas.

Sistema poco eficiente: 2 de 181 transferencias con éxito

Durante la investigación, los científicos transfirieron 181 embriones que contenían núcleos de células donantes adultas a madres sustitutas, pero solo en 22 casos se produjo el embarazo y, finalmente, solo nacieron sin problemas dos. "Hemos intentado varios enfoques diferentes, pero solo uno ha funcionado", ha reconocido Mu-ming Poo. Se trata de un proceso aún "muy ineficiente" en esa especie, por lo que queda "mucho progreso por hacer", ha reconocido el investigador. Los científicos planean continuar mejorando la técnica, que también se beneficiará del trabajo futuro en otros laboratorios, y monitorear el desarrollo físico e intelectual de Zhong Zhong y Hua Hua.

"Somos muy conscientes de que la investigación futura con primates no humanos en cualquier lugar del mundo depende de que los científicos sigan normas éticas muy estrictas", ha concluido Poo.

Outbrain