Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

recomendación gastronómica

Cu-Cut, una taberna de raíces barcelonesas

Una taberna gastronómica bajo un nombre de raigambre barcelonesa que deja a las claras una oferta ideal para comensales sin siniestras ideologías culinarias

Mika Lasne, regenta la taberna gastronómica Cu-Cut, en la calle Enric Granados de Barcelona. / CARLOS MONTAÑÉS

El nombre de este restaurante es una declaración de principios. Recordemos que la revista Cu-Cut fue una explosiva diatriba impresa en la que, desde 1902 a 1912 los mejores dibujantes y periodistas de la época se dedicaron a repartir palos de tinta gruesa contra las convenciones sociales de la época y los políticos que las amparaban. Tan bien pintaron la realidad que la revista fue asaltada por un grupo de 300 militares. Brillante acción que provoco un amplio movimiento de protesta social.

Queda claro que en este Cu-Cut para comer se busca el divertimento de los jóvenes y de aquellos que mantienen un espíritu abierto, lejano a la etiqueta. Juegan con una oferta muy variable a unos precios pensados para gente cu-cut. Capitaneando este restaurante-terraza nos encontramos a Mika Lasne, experto somelier al que le debo muy buenas elecciones en algunos de los grandes restaurantes de Barcelona. Lasne, un francés que se ha hecho catalán versión Eixample, es un chico pillo que sabe encontrar vinos muy buenos y baratos, una tarea mucho más difícil que apuntarse a los que más euros valen. En sus botelleros nos esperan 'El Pispa', un vino del Montsant o 'El Finca' Constancia.

En este marco bien definido nos queda lanzarnos al plato o al picoteo siguiendo unas sugerencias del chef que varían con frecuencia. Es cuestión de leer las pizarras o de llevar en mente que en este establecimiento el jamón es un guijuelo de mucho tronío y el fuá se presenta micuit o con mermelada de higos. En contraste no suelen faltar los caracoles con una salsita de ibérico ideal para aquellos que no nos gustan los caracoles, pero si su mojo, o el pulpo a feira. Un octópodo que me provoca una profunda reflexión, dado que no sé si comerlo es un pecado ecológico.

Dentro de este picapica divertido, dos platos tiene mi bendición, el milhojas de sandía a la plancha con rúcula y queso,  y el canapé de sardinas en vinagre con sus divinos tomatitos. Un brinco por la cocina popular mediterránea versión barcelonesa, que hubiera pintado mejor que nadie Feliu Elías alias 'Apa', en la revista Cu-Cut.

SM-16, de Jean Leon, variedad ancestral recuperada a partir de viñas viejas

Ángel Ceferino Carrión, alias Jean Leon, fue un personaje en el que la experimentación formaba parte de su ADN. En su finca del Pla del Penedès fue el primero en plantar las variedades francesas nobles que han dado categoría a sus vinos. Siguiendo sus pasos, los enólogos de la bodega están dedicando distintas parcelas para investigar otras vides, entre ellas la ancestral sumoll.

Son cepas plantadas en 1975, vendimiadas a mano de las que solo se dispone de un número escaso de botellas, lo que las hace especialmente interesantes si queremos saber por dónde pueden apuntar los nuevos vinos con raíz catalana. Macerado con las pieles nueve días, más un total de veinte de fermentación alcohólica, este vino reposa seis meses en roble francés. Resulto un tinto fresco, elegante con taninos muy suaves que se equilibran con su acidez.

Temas: Restaurantes

Outbrain