Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TRABAJOS INTERRUMPIDOS

Barcelona adjudica los túneles de Glòries por 68,8 millones y retomará las obras en marzo

La previsión del consistorio es ahora que los dos túneles estén terminados en el 2021

Ferrovial, Acciona, Vias, Dragados, OHL se hacen con los cinco lotes del proyecto

Obras del túnel de la plaza de las Glòries de Barcelona / ALBERT BERTRAN

La plaza de les Glòries verá renacer las obras que deben perfilarla en marzo y los dos túneles previstos estarán acabados en el 2021. Completarlos costará 68,8 millones de euros. La empresa municipal BIMSA ha adjudicado este martes los trabajos pendientes en la plaza, agujero negro del urbanismo barcelonés que, por lo menos en teoría, empieza a vislumbrar ahora la luz al final del túnel, si es que queda espacio para bromas en esta parte de Barcelona que parece haber recibido una maldición. BIMSA también ha adjudicado las obras del ámbito Clariana del parque de la Canòpia por un importe de 12,9 millones.

Las obras de Glòries fueron detenidas por el ayuntamiento en abril del 2017 y los contratos con los entonces adjudicatarios, Comsa, Copisa, Benito Arnó e Hijos y Rogasa, fueron rescindidos. El consistorio esgrimió como causa que parte del retraso en la finalización de la obra, siete meses en concreto, era imputable a las empresas.

La alcaldesa, Ada Colau, anunció que la nueva licitación para proseguir con el proyecto se haría de forma conjunta para los dos túneles, el que se empezó a construir y el pendiente, previsto entre la calle de Badajoz y la Rambla del Poblenou. También avanzó que en esta ocasión se iba a adjudicar el proyecto en varios lotes con el fin de evitar desfases económicos y garantizar un mayor control de la obra por parte del ayuntamiento.

Cinco lotes

BIMSA ha celebrado este martes una reunión de su consejo de administración en la que ha despejado las principales incógnitas de las obras ‘malditas’: el coste de los trabajos pendientes, las empresas que los asumirán y el calendario de las obras. El túnel ya empezado y el pendiente se han divido en cinco lotes que han sido adjudicados a una UTE formada por Acciona y Copcisa; otra formada por Vias y Construcciones y CRC; una integrada por Dragados y Acsa y, por último, la que componen Ferrovial y Sacyr.

Ninguna de las antiguas adjudicatarias que vieron rescindido su contrato ha logrado esta vez que se les encargue alguno de los lotes pese a que optaron a todos. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, considera que el consistorio ha cumplido con su palabra: "Las obras han estado paradas menos de un año". También destaca que la adjudicación en lotes impedirá o minimizará los problemas potenciales que puedan tener lugar.

Aunque Sanz destaca que no hubo votos en contra por parte de los representantes de los grupos, ERC emitió un comunicado criticando que Ferrovial sea una de las elegidas: "La nueva adjudicación vuelve a recurrir a empresas vinculadas con la corrupción", ha lamentado el concejal Jordi Coronas.

La decisión del gobierno de Colau de detener las obras y rescindir los contratos no contó con el respaldo de otros grupos, pese a que este fue buscado en una comisión extraordinaria de Urbanismo. El gobierno perdió la votación, pero no era vinculante, y al final impuso su mayoría en el consejo de administración de BIMSA, que aprobó la rescisión de los contratos.

La Canòpia

Las obras del proyecto urbano que defina el ámbito Clariana en el parque de la Canòpia Urbana también han sido troceadas en cinco lotes, con el mismo argumento, el de minimizar riesgos e incrementar el control municipal sobe el proyecto. Los lotes han recaído en este caso en Romà Infraestructures i Serveis y Construcciones Deco, Ferrovial, José Antonio Romero Polo, Construcciones Pérez Villora y Serveis Integrals de Manteniment Rubatec. Las adjudicaciones serán publicadas este miércoles y la firma definitiva de los contratos se producirá en dos semanas.

Colau reclama financiación estatal del transporte público

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto este martes que el Pacto por la Movilidad sirva de marco para abordar “un planteamiento serio y riguroso” por parte del ayuntamiento para que la Generalitat y el Estado se impliquen en la aportación de financiación al transporte público. El Pacto por la Movilidad, que se ha reunido su sesión plenaria, fue creado en 1998 por el consistorio y agrupa hasta a 130 entidades, informa Efe. "Necesitamos más inversión y un sistema tarifario lo más justo y accesible posible", ha dicho Colau, que ha reclamado una normativa estatal que establezca la aportación del Gobierno central al transporte público y permita aumentarla. La alcaldesa ha subrayado que lo idóneo sería cerrar ese debate antes de que entre en vigor la T-Movilidad, en el 2019.

Outbrain