Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Nike marca la diferencia

La firma estadounidense se mantiene como el patrocinador que más ingresos genera con un contrato de 1.500 millones de euros por 10 años

Messi, Iniesta, Suárez, Piqué y Neymar, en una imagen promocional de Nike con la camiseta de esta temporada.

La tipografía en la camiseta del Barça ha ido creciendo, en un signo de los nuevos tiempos y de la obligación de los clubs de explotar una de las grandes fuentes de recursos. Las épocas en las que aparecía limpia sin más adornos que el escudo y la marca deportiva hace años que han pasado a mejor vida.

Ni siquiera el Barça, uno de los últimos mohicanos a la hora de sucumbir a ese nuevo orden, ha sido capaz de mantener esa virginidad que durante un tiempo reforzó su singularidad y que vivió su máxima expresión cuando lució Unicef en el pecho. En un acuerdo contra lo que imponía el mercado, el Barça pagaba por exhibir ese ‘patrocinio’ en lugar de cobrar como todo el mundo. El pacto se mantiene incluso con un ligero aumento (de 1.5 millones a 2) pero Unicef ha perdido esa posición privilegiada.

La renegociación con Nike ha colocado la camiseta por delante de todas y ha sido fundamental para aliviar la economía del club 

La polémica alianza con Catar y el nuevo acuerdo con Rakuten significan suponen un gran impulso económico al que, según la directiva, no se puede renunciar. El debate en este sentido ha quedado atrás y los socios han asumido mayoritariamente esta necesidad. Por encima de las voces críticas ante la negativa imagen de Qatar y la poca transparencia de ese contrato que inicialmente se vendió en la misma línea de Unicef con el argumento de que se trataba de una entidad benéfica (Qatar Foundation). La realidad ha sido muy distinta.

En ese crecimiento de la explotación de la camiseta una marca se ha mantenido y se mantiene por encima del resto: Nike. Es el patrocinador que más dinero aporta. Lo era antes y mucho más ahora después de la renegociación y ampliación del contrato que se cerró el pasado mes de mayo.

MÁS QUE EL UNITED

Con este nuevo acuerdo, que entrará en vigor el 1 de julio del 2018 pero que incluye un aumento de los dos años que restaban del contrato anterior, el Barça podría llegar a cobrar más de 1.500 millones de euros en 10 años (2026). Esta temporada y la siguiente percibiría unos 80 millones de euros y después recibiría un mínimo de 105 millones anuales que, con la suma de distintas variables, podría alcanzar los 155.

Esta cantidad sí coloca la camiseta del Barça como la mejor pagada del mundo superando los 96 millones que el United cobra de Adidas precisamente después de dejar Nike.  Esta renegociación ha sido fundamental para el club que ha podido disponer de parte de ese dinero para aliviar su economía y afrontar por ejemplo la inversión en fichajes de este verano. Junto a Nike, se mantienen Beko, una empresa de electrodomésticos turca (10 millones anuales), mientras que la tecnológica Intel, estampada en la parte interior de la camiseta, ha desaparecido después de haber rescindido el contrato. En total, más de 150 millones de euros anuales. La camiseta se ha convertido en un tesoro.  

Temas: Nike · Rakuten

Outbrain