Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

EL FUTURO DE UN ÍDOLO DEL PALAU

El inexplicable silencio sobre Navarro

El Barça sigue sin aclarar la continuidad de su capitán a una semana del inicio de la pretemporada

Navarro recibe una placa de manos de Iniesta y el presidente Bartomeu durante el homenaje por sus 20 años como azulgrana a finales del 2017 / ALEJANDRO GARCIA (EFE)

El Barça de baloncesto iniciará su andadura en la pretemporada el próximo jueves 23. Y a una semana del inicio del nuevo curso sigue sin definir el futuro de Juan Carlos Navarro. El club ha cerrado la plantilla para la nueva temporada con otra revolución a gran escala como la vivida en los últimos años: la llegada de seis caras nuevas (Blazic, Kuric, Singleton , Pustovyi, Pangos, y el regreso del cedido Roland Smits), y la marcha de nueve jugadores (Pressey, Sanders, Koponen, Moerman, Vezenkov, Marc García, Kurucs, Reynolds y Jackson). Pero mantiene un inexplicable silencio en torno al capitán azulgrana, de 38 años cuya continuidad trasciende a aspectos deportivos, para convertirse en una cuestión de club, tratándose del máximo referente de la sección en toda su historia, después de 20 temporadas y más de 1.000 encuentros disputados como azulgrana.

La decisión ya no está en manos del técnico Svetislav Pesic, que una vez concluido el último campeonato de Liga le dejó claro al jugador que no entra en sus planes, ni tampoco de los responsables de la sección, Nacho Rodríguez y Albert Soler, que dieron su propio informe a la junta. Depende del directivo  Joan Bladé y, sobre todo, del presidente Josep Maria Bartomeu, con quien el jugador mantuvo una reunión para aclarar la situación, el rol que desempeñará Navarro en esta temporada.

Continuar en el club

El jugador de Sant Feliu de Llobregat dejó claro al acabar el pasado junio, tras la eliminación en el ‘play-off’ de semifinales ante el Baskonia, su deseo de continuar, al menos una temporada más. “Quiero seguir, no me gustaría irme así, con este mal sabor de boca, creo que aún puedo ser útil”, declaró a este diario.

Desde entonces parece que la posición del jugador se ha modificado bastante, como admitió él mismo cuando acudió al campus de Nike en Andorra: "Continuaré en el club, eso es seguro. Firmé un contrato largo y buscaremos de qué forma puedo ser útil en el Barcelona. Las opciones son jugar o no jugar. No se ha decidido”.

Navarro junto a Nacho Rodríguez, Bartomeu y Bladé, el pasado septiembre tras su renovación / FCB

Navarro renovó su contrato el 2017 por 10 temporadas más, al estilo de los contratos vitalicios que el club ofreció a Iniesta y Xavi, dos de los grandes referentes del fútbol. El objetivo era, por un lado, premiar su trayectoria. Y, por otro, asegurar su continuidad, una vez decidiera colgar las botas, integrándose en la estructura de la entidad, como ya han hecho anteriormente otros jugadores emblemáticos como Xavier O’Callaghan David Barrufet. En ningún momento se definió una fecha de salida, que se pactó que sería de común acuerdo como reconocimiento a la carrera del jugador.

Trayectoria espléndida

Entre las alternativas que se le han planteado a Navarro, en caso de poner fin a su carrera profesional, está las de convertirse en un enlace entre la directiva y el vestuario y la trabajar en la secretaria técnica, al lado de Nacho Rodríguez. En cualquier caso, siempre cerca del primer equipo. Esa idea, que no contemplaba Navarro en un primer momento, parece que es la que se está abriendo paso en las conversaciones entre las dos partes, que se mantienen abiertas, y que podrían cerrarse en cualquiera de los dos sentidos.

Sea cual sea la decisión, el club tiene claro que Navarro merece despedirse a lo grande por su trayectoria y recibir un homenaje a la altura de un jugador que acumula un palmarés de ensueño como azulgrana con dos Euroligas, ocho títulos de Liga, siete Copas del Rey, cinco Supercopas y una Copa Korac.

Outbrain