Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

FIBA CHAMPIONS LEAGUE

Infierno para el UCAM Murcia en Turquía: agresiones, lanzamientos de objetos, parón de hora y media

El equipo murciano vence en la cancha del Pinar Karsiyaka en un ambiente muy hostil en la ida de cuartos de la Champions League

Augusto Lima, pívot del UCAM Murcia, en un momento del partido / UCAM Murcia

El UCAM Murcia vivió el martes una noche esperpéntica en la cancha del Pinar Karsiyaka de Turquía, en los cuartos de final de la Champions League de la FIBA. Enfrentándose a un ambiente hostil, con agresiones a los jugadores, lanzamientos de todo tipo de objetos y después de más de una hora de parón por un fallo en el marcador, el equipo murciano consiguió imponerse y lograr una ventaja que le permitirá afrontar con garantías el partido de vuelta (65-79). El desenlace, el próximo miércoles 4 de abril.

El equipo de Ibon Navarro llegó al descanso con una clara ventaja (30-49), cuando los marcadores electrónicos del pabellón dejaron de funcionar. El partido se detuvo durante una hora por este percance y finalmente se reinició con un reloj manual en la mesa de anotación.

Agresión a Rojas

La clara superioridad del UCAM Murcia que entró en el último periodo con una cómoda ventaja disparó la agresividad de los aficionados turcos (51-68) y a partir de ahí el último periodo se convirtió en una colección de errores en la pista y de un acciones beligerantes del público, que, viendo que sus jugadores no reaccionaban, la tomaron con el equipo local arrojando objetos a la cancha desde la grada, tales como botellas y hasta una bota militar. Sadiel Rojas se encaró con los hinchas turcos tras ser castigado con una falta antideportiva y después de haber sido empujado por un espectador.

El dominicano vio el camino del vestuario por esa falta y una posterior técnica y Soko, Hannah y Vítor Faverani también acabaron expulsados por salir en su defensa desde el banquillo.

En ese clima hostil el partido volvió a pararse durante un cuarto de hora cuando faltaban cuatro minutos para la conclusión y la consecuencia fue que el UCAM Murcia perdió parte de su ventaja hasta el 62-70, aunque el cuadro de Ibon Navarro consiguió arrancar, finalmente, un margen confortable para el partido de vuelta a la espera de lo que decida el Comité de Competición de la FIBA.

Outbrain